El Banfield del Archu y el River del Muñeco se vieron las caras por tercera vez. Siempre salieron partidos de ajedrez con estrategias sorpresivas para incomodar al rival. Banfield utilizó un 5-3-2 y le dio a River de su propia medicina. Matices y detalles tácticos que nos dejó el partido de ayer en el sur del conurbano bonaerense. Escribe Lucas Jiménez.

Con River empezó la historia del Ciclo Sanguinetti como entrenador principal de Banfield. Y empezó tan bien, con un categórico triunfo 3 a 1, que desnudó los errores defensivos del Millonario, que al partido de vuelta Gallardo modificó el esquema para enfrentar a Banfield. Línea de 5 abajo, o línea de 3 con 5 volantes, como sea. Ahí empezó otra historia. La de los equipos que le taparon las bandas al Banfield de Sanguinetti. Poco espacio en el medio, incomodidad para jugar. Justo al equipo que se presentó como incómodo para sus rivales.

Después de River fue Colón en Santa Fe el que usó el 3-5-2 y otra vez Banfield no le encontró la vuelta al desarrollo del partido. Lo ganó con dos goles de pelota parada de Galoppo y Asenjo en tiempo de descuento. Este torneo fue Colón otra vez el que le pobló el medio a Banfield, le tapó los costados y  le ganó 3 a 0. Después Banfield se topó contra ese mismo sistema contra Central Córdoba de visitante y San Lorenzo de local. Empató los dos partidos y generó muy pocas situaciones de gol. La fecha pasada fue Argentinos Juniors y Banfield recién pudo desnivelar cuando se paró decididamente de contra con 2 delanteros rápidos como Mauricio Cuero y Ramiro Enrique.

Banfield llegaba al partido con River con 5 partidos sin ganar. La última victoria había sido el 20 de marzo contra Lanus. En la semana previa al clásico el entrenador granate Luis Zubeldía dudó toda la semana si jugar con línea de 5, algo que al final no hizo. River en la semana contra Junior por la Libertadores, volvió a usar la línea de 5 después de sufrir con los contragolpes contra Fluminense y San Lorenzo. En la previa del partido de ayer en el sur del conurbano bonaerense se especulaba con que Gallardo iba a guardar a varios titulares pensando en el viaje a Colombia para enfrentar a Independiente Santa Fe el miércoles.

Pero decidió jugarse para definir la clasificación en la Copa de la Liga poniendo a casi todos los titulares. El casi es porque en referencia al partido con Junior no jugó Agustín Palavecino y sí Benjamín Rollheiser. Aunque en realidad ese tercer volante para sumarle a los fijos Enzo Pérez y Nicolás De la Cruz sigue vacante tras la ida de Nacho Fernández. Palavecino combina pases de gran calidad con pérdidas de pelota que cuestan caro con el equipo parado en postura ofensiva. Tampoco se adueñó de ese puesto Jorge Carrascal que no logra que tengan continuidad sus intervenciones de mega crack.

Primero confirmó la formación titular River y a los pocos minutos recién lo hizo Banfield que decidió darle con su propia medicina: 5-3-2. Tres centrales en la cueva para despejar y 2 laterales clásicos para contener las trepadas de Angileri y Montiel. El primer tiempo Coronel contuvo más a Angileri que Quinteros a Montiel, ya que el lateral izquierdo de Banfield se cerraba para sumar un ladrillo más en el área y dejaba espacio para los buenos avances del gran lateral derecho de River.

El 1°T fue casi todo de River que filtraba bien pases por dentro y desbordaba mejor por fuera. Buenas acciones que no pudo concretar por la cantidad de jugadores que tenía Banfield en su área. El Taladro pudo atacar poco en la primera mitad. Cuando Payero lograba recibir en campo rival y sino molestaba con la posición de Juan Álvarez, habitual extremo derecho, que ayer jugó suelto alrededor de Pons tratando de aprovechar las espaldas de los stoppers de River (sobretodo Paulo Díaz). Algo que logró 3 veces, 2 remató desviado y la tercera fue la vencida. Gol tras una definición bárbara. Pons tocó pocas pelotas en Banfield pero bien, pivoteó para el resto. Fue el fotógrafo de la fiesta que ve desde atrás el suceso.

Tras el gol Banfield tuvo más firmeza en los anticipos, los laterales ganaron campo y se animaron a cruzar la mitad de cancha. Coronel fue más parecido al Coronel pre lesión en la mano y Covid en el cuerpo. Según DataRef_ terminó el partido con 9/12 duelos ganados y 11 recuperaciones. Según el gran analista de fútbol Alan Alberdi es el defensor del fútbol local con mayor promedio de gambetas por partido.

En desventaja en el marcador Gallardo movió el banco y sacó al jugador que menos referencias fijas daba para marcar (Julián Álvarez) para poner un centrodelantero (Girotti) que fue comida para los centrales de Banfield. Bestial partido de Alexis Maldonado, otra vez.

Continuó en cancha uno de los goleadores de la Copa de la Liga, Rafael Santos Borré que hace 4 partidos que no convierte. Pero más que sus goles, River extraña ese jugador complementario de ataque que es Matías Suárez, un tipo que interviene siempre en función del beneficio colectivo de la jugada más que el lucimiento personal. De los 8 goles que metió Borré esta temporada, sumando el de la final de la Supercopa Argentina con Racing, 6 los hizo cuando estuvo en cancha Matías Suarez que no juega desde el 3 de marzo contra Arsenal por una sinovitis en la rodilla derecha primero y ahora por estar aislado ya que es contacto estrecho de un positivo de Covid-19.

El último River-Banfield antes del parate por la pandemia fue triunfo para el Millonario con gol de Suarez justamente, la noche bajo la lluvia que volvió Daniel Osvaldo y casi mete un golazo desde 30 metros. Después vinieron los entrenamientos por Zoom que le sacaron las ganas de jugar, Sanguinetti pasó de ayudante de campo de Falcioni a técnico principal y el sorteo de la Copa Maradona le puso a River en el grupo. Fue un triunfo para cada uno.

Ayer se enfrentaron de nuevo el Archu y el Muñeco como técnicos y volvió a ganar Sanguinetti. Así Banfield cortó una racha de 12 años sin ganarle a River en el Florencio Sola. Aquella vez los dos estaban en estadio. Sanguinetti como ayudante de campo del entrenador Falcioni y Gallardo era el enganche de River, aunque usaba la camiseta 11. La 10 era de Ariel Ortega que compartía la delantera con Andrés Ríos. Un año antes Sanguinetti se había retirado como futbolista profesional en la última fecha del Clausura 2008. Banfield recibía al River campeón del Cholo Simeone. Ganaba 2-0 y luego lo perdería 3-2. También, los hoy técnicos, eran los capitanes de Banfield y River en la emocionante serie de cuartos de final de la Libertadores 2005. Son emblemas de sus clubes y ayer nos regalaron otro lindo duelo táctico para analizar.

Con River empezó el ciclo Sanguinetti como técnico principal de Banfield. También con River empezó eso de no poder resolver los partidos antes rivales con amplitud de jugadores en el medio o 5 defensores. Ayer volvió a ganar Sanguinetti. Quizás no alcance para clasificar pero equipo y entrenador evolucionaron cada uno en su rubro.

Lucas Jiménez

Twitter: @lucasjimenez88

Lástima a nadie, maestro necesita tu ayuda para seguir existiendo, suscribite por $200.

También te podés anotar en Pase al Pie, nuestro newsletter semanal completando este formulario:

¡Suscripción recibida!

Por favor, revisa tu correo electrónico para confirmar la suscripción a tu boletín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s