Cristian Romero es una de las revelaciones de este año. Surgido de Belgrano, con pasos por Genoa, Juventus y Atalanta. Actualmente juega en el Tottenham inglés. Lionel Scaloni metió un pleno con él, pero ¿se puede descubrir a un crack? ¿O solo hay que estar atentos? Escribe Gonzalo Bressan Otegui.

Cuando juega la selección argentina el rating sube. El público que habitualmente no mira fútbol lo hace. A ellos sorprendió Cristian Romero, un defensor desconocido que viene con un rendimiento sobresaliente. Pero también impresionó a los fanáticos del deporte que no lo tenían en la nomina. Es ahí donde el hallazgo de Lionel Scaloni, el entrenador, se lleva todos los méritos. El seleccionador observó toda su temporada en Atalanta de Italia y, por su gran rendimiento, lo convocó.

Cuti, fue el jugador Sub 23 con mas quites, intercepciones y duelos ganador de la Serie A. A su vez, quien mas quites y duelos ganados realizó, en su categoría, en Champions League. El 31 de mayo de este año, la liga italiana lo eligió como el mejor defensor de la Serie A 2020/2021. “Imbatible en la confrontación uno contra uno, rápido en las recuperaciones y listo para anticipar las jugadas del oponente: una temporada sobresaliente”, reza el tuit de la página oficial de Lega Serie A.

Romero, hoy en el Tottenham, llegó a Atalanta en septiembre de 2020. En su primer partido en el banco de suplentes ingresó para jugar todo un tiempo frente a Lazio. Al siguiente partido se ganó la titularidad para nunca más salir. La línea de tres que había realizado una gran Champions League, llegando a cuartos de final, empezaba a rotar dejándole un puesto seguro al cordobés. A veces Rafael Toloi, en otras José Luis Palomino o Berat Djimsiti. Dos puestos para tres jugadores, Cuti ya tenía el suyo. Es que Gian Piero Gasperini, técnico del primer equipo, según L’Eco di Bergamo, diario italiano, lo había pedido expresamente. El entrenador lo venía siguiendo desde hacia tiempo y la dirigencia le pidió un préstamo al dueño de su pase, Juventus.

La Vecchia Signora pagó 26 millones de euros por el argentino. Fabio Paratici, director general del área de futbol, intentó llevar a cabo un modelo de club plagado de futuras promesas, entre ellos Cristian Romero. Paratici fue personalmente a verlo jugar en el encuentro disputado entre Genoa y Sassuolo. Luego del partido comenzaron las reuniones. El club genovés había pagado 1.600.000 euros.

Las gestiones las hizo Ciro Palermo, agente que conoce a Cuti desde 2014. Pasaron dos años, observaron su crecimiento y fueron a verlo a la Viareggio Cup 2016. El torneo que se realiza en Italia alberga equipos Sub 21 de todo el mundo. Belgrano de Córdoba participó ese año del Grupo F, donde terminó tercero. Romero fue uno de los mejores, tanto es así que fue elegido por la organización entre el once ideal. Todos los seleccionados jugaban para un equipo italiano. Juventus, Palermo, Sassuolo y Spezia. Los primeros dos finalistas, el tercero fue eliminado en semifinales y el ultimo en octavos de final. Es decir, Cristian fue el único jugador seleccionado de los eliminados en fase de grupos, y el único sudamericano.

Uno de los portales que cubrió el torneo lo describió como un defensor moderno, veloz, con gran técnica de base e inteligencia táctica que sobrepasa la media, que asombra por su personalidad y por la autoridad con la que manda a todo el equipo. Terminado el certamen Ciro Palermo se comunicó con Belgrano para bloquear su pase a cualquier otro equipo. El defensor había obnubilado a varias instituciones que lo vieron jugar en el conjunto juvenil dirigido por Esteban González. Mismo entrenador que lo hizo debutar el 28 de agosto de 2016 frente a Independiente de Avellaneda jugando para Belgrano.

Club al que llegó cuando Federico Bessone, encargado del reclutamiento, estaba armando la Novena. Al jugador se lo presentó Gustavo Spallina, quien trabajaba en las inferiores, y además era vecino de los Romero. Quito, padre del Cuti, le pidió a Spallina una prueba para su hijo, el mismo día que lo dejaron libre de Talleres. Cristian había llegado a la T mediante un convenio juvenil con San Lorenzo de Las Flores, institución donde comenzó.

Es cierto que Cristian Romero es un hallazgo de Lionel Scaloni. También que Gian Piero Gasperini le dio visibilidad en un equipo que es sensación en Europa, que le dio los minutos que no le dio Juventus. Equipo al que lo llevó Fabio Paratici, después de descubrirlo en Genoa. Ahí lo ofreció Ciro Palermo, quien lo vio de juvenil en Belgrano. Pero en Córdoba lo habían visto antes. Federico Bessone y Gustavo Spallina, lo llevaron al Pirata, sin olvidarse de San Lorenzo, su primer club. Todos tienen mérito en el presente del Cuti, por eso hay que hacer memoria, viajar en el tiempo, donde todo empezó, para darnos cuenta que nadie puede descubrir a un jugador como Cristian Romero.

Gonzalo Bressan Otegui

Pueden leer más textos de él acá.

Lástima a nadie, maestro necesita tu ayuda para seguir existiendo, suscribite por $200.

También te podés anotar en Pase al Pie, nuestro newsletter semanal completando este formulario:

¡Suscripción recibida!

Por favor, revisa tu correo electrónico para confirmar la suscripción a tu boletín.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s