Goles devaluados

Así como el dólar, sube el promedio de goles en nuestro queridísimo Campeonato Local (Superliga Vade Retro). Bueno, capaz que no tanto, pero que el promedio de gol sube, sube. Lo que no sube es la imagen del Presi, pero bueno, que se le va a hacer, en el discurso de ayer solamente le faltó decir: “me siento con fuerzas para seguir, siento el apoyo de los jugadores y los dirigentes me acaban de pedir que siga. Pero si es para descomprimir mi renuncia está a disposición”. Ya que tanto le gusta el fútbol, ahí le tiramos una linda intertextualidad para aplicar en su próximo discurso. Pero mejor, vamos a lo que nos compete.

En lo que va del torneo el mejor fútbol lo pusieron los equipos de menor presupuesto (prometemos una nota sobre este tema para esta semana). Argentinos Juniors, Talleres, Defensa y Justicia, San Martín de San Juan y Tigre, Dos de ellos pelean directamente por no descender y hay otros dos que no se pueden distraer. Así todo, tienen propuestas con muy buen manejo de pelota, tratando de buscar siempre al compañero, por abajo, con mucha presión y llegando con mucha gente al área rival.

RoaA pesar de haber perdido 2 a 1 con Huracán, San Martín de San Juan hizo un gran primer tiempo y jugando casi siempre con uno menos. Para los que no vieron el partido les contamos que el Globo ganaba uno a cero con gol del Comandante Chávez. A los 25 se va expulsado el Pampa Gelabert en el Verde. Pero los de Coyette no aflojaron. A los pocos minutos llegó el empate del goleador Bravo. De ahí hasta el final del primer tiempo fue todo de San Martín. En cada pelota dividida había dos Verdinegros contra uno blanco, parecía que Huracán estaba con diez. Pero el fútbol siempre sorprende y luego de una linda jugada colectiva, con taco del Comandante incluído, Pipi Araujo definió como si supiera y con la cara interna del pie la clavo en el segundo palo de Ardente. El segundo tiempo San Martín fue más empuje y desesperación que fútbol. Huracán tuvo varias para marcar el tercero pero entre Ardente y las malas definiciones de Chávez, Briasco y Roa dejaron el partido 2 a 1. Muy bien Cristaldo en San Martín y en Huracán el colombiano Roa promete.

Argentinos Juniors es más que nunca el semillero del campeonato. Con un par de experimentados y un montón de pibes se anima a seguir con la idea de Berti de poner la pelota en el piso y dale que te dale con el tiki tiki. Llegaron al partido con Lanús, que no levanta, sin haber ganado pero la gente seguía bancando la idea. Nada de revolearla, si tenemos que perder que sea con el estilo del Bicho. En el grana dirigió de manera interina Rodrigo Acosta, el hermano del Laucha que lo vio desde el banco. Linda media vuelta de Alexis Mac Allister (El doble de riesgo de Messi) para el primero. Así el pibe se sacó la mufa. En el segundo hubo enojo de los jugadores de Lanús, porque mientras Argentinos llegaba al segundo con un golazo del pibe Verón (17 añitos), Lodico del grana se había tirado al piso por una lesión. Los pibes del bicho no la tiraron afuera, aunque tampoco debían hacerlo ya que Lodico se tiró al piso en pleno ataque de Argentinos. argentinos_juniors_lanus.466Después del gol Sara, Torsiglieri y compañía se les fueron encima a los de La Paternal, si hay dos tipos que no está bueno que te encaren con mala cara son Sara y Torsiglieri. Por suerte para Verón, el pibe del debut en la red, la cosa terminó ahí. Fue 2 a 0.

Siguiendo con los que juegan lindo aunque las papas quemen, Tigre le ganó 2 a 0 a Aldosivi en La Féliz. Fue la primera vez que no le marcaron goles al Matador. También fue el primer partido que pudo mantener la ventaja. Ganaba rápido con un gol del gran Vera antes de los cinco, y pocos minutos más tarde Menossi marcaba un golazo (el segundo en su cuenta de golazos). Tigre da la sensación de ser un equipo al que le falta equilibrio; con un cinco más de marca y corte sería otra cosa, ya que en el medio entre Prediger, Menossi, Perez García y Cachete Morales la mueven bárbaro, pero les falta alguien que recupere. También sufre metiéndose atrás por demás. Está vez zafó por la falta de precisión del tiburón, donde se le lesionó Chaves antes del arranque. Figuras Cachete y Menossi.

Talleres no tuvo un gran partido ante Godoy Cruz. Si bien se nota que quieren seguir la línea de Kudelka, los de Vojvoda todavía no le encuentran la vuelta. Gran partido del Cholo Guiñazú, para variar. Y a prestarle atención a Tomas Pochettino, el ex Boca y Defensa y Justicia, cada vez que la agarra hace que Talleres juegue a otra cosa, hace el juego más lento, más pensado y pocas veces se equivoca con los pases; además tiene muy pelotas entre líneas. Le falta un poco al pibe Maroni, otro ex boca, aunque una que hizo bien terminó en el gol de Junior Arias. No la va a tener fácil Maroni, ya que cada vez que pierde la pelota la gente de Talleres se acuerda que es hincha de Instituto. Del otro lado al Tomba le está faltando juego, aunque no da una por perdida y se nota que es un equipo en formación que todavía sufre la salida de Pol Fernández. Fue un partido trabado en Córdoba, que se definió faltando ocho minutos con el ya mencionado gol del pelado Arias (el tercer pelado del equipo). ¿La figura? El Cholo Guiñazú. Un detalle: no hubo cartel electrónico, sino chapas a la antigua con los números.

El último pero no menos importante de los que proponen es Defensa y Justicia. El equipo del ex Sancho Panza de Sampaoli es el más arriesgado de todos: tres defensores, cinco volantes al medio y dos delanteros rapiditos. Pero la cosa no termina ahí, Lisandro Martínez uno de los stopper de la línea de tres, suele pasar al ataque como un lateral y el equipo termina marcando con dos atrás: Bareiro y Barboza. Quizás por este desequilibrio es que le cuesta ganar al halcón. Un pelotazo al vacío terminó en gol para Belgrano cuando recién arrancaba el partido. El pirata todavía no se sabe a qué juega, si quiere tener la pelota y aprovechar a Matías Suárez, a Sequeira, a Brunetta y a Gil Romero o si quiere salir de contra en velocidad. Tampoco se entiende en Bernardi la decisión de dejar afuera a Balboa, ya que quedó demostrado en el partido anterior que Belgrano necesita jugar con un nueve de área. Del otro lado, a Defensa le marca el ritmo Lolo Miranda, que cuando tiene que jugar juega (como con Atlético de Tucumán o el último partido con Belgrano) y cuando tiene que meter mete, como con Independiente. Cuando Lolo acelera el equipo apura, cuando mete la pausa el equipo tiene la pelota. Para completarla tiene arriba a uno de los mejores delanteros del torneo: Uvita Fernández. Junto con Domingo Blanco y Lisandro Martínez, el halcón tiene con que pensarse en los puestos de arriba.

Pero, como diría el ciego Jorge Luís, la vida y el universo necesitan equilibrio; así como existen o existieron Robledo Puch, Astiz o el Tigre Acosta, caminaron la tierra Estela de Carlotto, Mandela o Gandhi; el pecador existe para que el virtuoso pueda serlo y viceversa. Entonces no querer jugar es necesario para que allá otros once en algún otro lugar que si quieran hacerlo. borges Y como hablamos de buenas intenciones y pelota al piso, ahora vamos a hablar de partidos feos. Uno de los encuentros más atractivos de la fecha fue el clásico de Santa Fé, famoso por sus patadas y su roce. No eludieron su fama. Dos llegadas al arco en noventa minutos. En Unión terminó debutando el tercer arquero. Nada más. Banfield le ganó a Patronato en el sur con un lindo cabezazo de Enzo Kalinsky. Cvitanich estuvo empecinado en hacer su gol y no darle la pelota a sus compañeros (raro en él, seguro se habrá ido bastante caliente). Buen partido de Arboleda, arquero del Taladro que se va a atajar a la selección colombiana. En Tucumán, el Ciruja y el Tripero empataron en uno. El lobo tuvo dos remates al arco, uno de Silva que se fue lejos y el gol de Guevgeozian de cabeza. San Martín tuvo varias, más que nada de la mano de Matías García, pero se chocó siempre con Alexis Martín Arias. Lo pudo empatar sobre la hora con un gol de Acevedo. Flojo presente del equipo de Troglio, y al Ciruja le está costando adaptarse a la categoría.

Sí, festejan en la otra mitad de Tucumán. El equipo de Zielinski ganó y es tercero. Las chances más claras las tuvo Newell’s, que arrancó ganando con un gol del Gato Formica en el rebote de un penal que él mismo pateó. Pudo aumentar pero el Laucha Luchetti anda bárbaro. Sobre el final del primer tiempo, Guillermo Acosta tiró un centro con tres dedos (a lo De Bruyne en el mundial) para que cabecee Matos. Golazo. El segundo tiempo volvió a ser todo de la lepra, pero no alcanzó. Sobre la hora, el Pulga Rodríguez le puso una gran pelota a Leandro Díaz que definió ante la floja y atolondrada salida de Pocrnjic. 2 a 1 en Rosario.

En la Bombonera no hubo partido. Boca salió decidido a cederle la pelota a Vélez y salir rápido aprovechando a Pavón. El fortín nunca supo qué hacer con la bocha. Y así fue como Boca avisó una vez y en la segunda que tuvo fue gol de Pavónpavon. Luego le dieron un penal que fue más mancha que penal y Cardona puso el 2 a 0. A todo esto, esperábamos el ingreso de Mauro Zárate y de Cubero para ver el duelo del año. Lamentablemente ni Heinze ni Schelotto nos dieron el gusto. Arrancó el segundo tiempo más o menos igual que el anterior. Boca cediendo la pelota y esperando a salir de contra. Flojo partido de Gastón Jiménez y del Monito Vargas. El xeneize tuvo el tercero dos veces: la primera cuando Tévez se la quiso picar a Domínguez y éste alcanzó a sacarla con las uñas; la segunda con un fierrazo de Benedetto, pero otra vez Domínguez se lució. Finalmente, en una corrida del colombiano Villa, tras un gran pase del Pipa Benedetto, Boca cerró la historia. 3 a 0 para quedar a tres de Racing.

En el Cilindro hubo mañanero. Central quería seguir puntero, con puntaje ideal y la valla invicta. Del otro lado Racing necesitaba ganar para quedar primero y limpiarse los fantasmas de la eliminación con River. Para eso el Chacho dejó en el banco a Centurión y a Bou; Soto y Neri Cardozo no estuvieron ni entre los 18. Excelente partido de Marcelo Díaz. El chileno la rompió toda, a lo Charlie Watts todas siempre fueron a tempo y al pie de sus compañeros. El otro que tuvo una mañana tremenda fue Lisandro López. El Licha, luego de tirar una bomba en la semana, jugó un partido tremendo: metió, jugó, tocó, hizo un gol y hasta le pidió disculpas a la gente en el festejo. Del otro lado hubo un flojo partido del Canalla, Ortigoza nunca pudo ser el eje, al Colo Gil le costó hacer pie en el medio y por las bandas Pachi Carrizo y Camacho estuvieron dormidos. A Zampedri y Ruben si no les clarifican un poco el juego se les hace difícil. No nos vamos a olvidar del gol que se comió el Churry Cristaldo, aunque lo salvó el línea, ni tampoco del taco a lo Kaká que tiró después para redimirse. Figuras Lisandro y Díaz.

En el Bajo Flores el empate calzó justo. Un tiempo para cada uno. El primero fue de River, que en los pies de Juan Fer Quintero encontró a la Gallina de los huevos de oro. Mamita querida, lo que juega el colombiano. Qué golazo hizo Quintero, si todavía no lo vieron no pierdan más el tiempo con la cotización del dólar y mírenlo una y otra vezQuintero. Cuando él dejó de jugar, River no estuvo más en cancha y San Lorenzo lo pasó por encima. Buen partido de Mouche, pero siempre parece que le falta algo para terminar de convencer. El cuervo necesita urgente la recuperación de Mussis y Belluschi, con ellos dos bien es otro equipo y tiene serias chances de pelear la Sudamericana y el campeonato local. Faltando poco Blandi le cortó el invicto a Armani. Fue 1 a 1. Ah, me olvidaba, tremenda la tapada de Enzo Pérez: con el codito como el barrio.

Por último el partido más interesante de la fecha. Tuvo de todo: cuatro goles, remontada, un jugador mal expulsado (y esto no es una opinión, a Figal lo echaron por doble amarilla y en la segunda el árbitro se equivocó de jugador), un gol mal anulado, otro en orsai e hinchas visitantes. Además del siempre entretenido, como decía un relator, raspa que te raspa de Estudiantes. El primer tiempo fue todo de los pibes del pincha que ahogaron a Independiente. Ganaban 1 a 0 con un hermoso cabezazo de Apaolaza (este pibe es cosa seria). Aumentó Estudiantes con una linda volea de Pellegrini, otro que se las trae, después de un blooper entre Silva, que le erró a la pelota y Bustos que calculó mal el cabezazo. Pero, a los once del segundo tiempo el rojo lo empató con un gol de cada Romero que tenía en cancha, el primero en claro orsai. FigalLuego el mentado error del árbitro que tenía que amonestar a Silva y en vez de eso la amarilla se la mostró a Figal que no había echó nada para luego echarlo. Para colmo, el línea que cubría el ataque de Estudiantes en el segundo tiempo le anuló mal un hermoso gol a Apaolaza. Hablando de equilibrio, los tres de la terna arbitral pifiaron y un poquito para cada lado. Fue empate en 2 en la cancha de Quilmes. Muy lindo el duelo de hinchadas.

El martes que viene no vamos a tener resumen, ya que hay fecha FIFA. Desde la redacción de Lástima a nadie, maestro, esperamos que para la próxima fecha el dólar no nos haya mandado a la B.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s