Tres días puntero

Terminó la segunda fecha y ya estamos listos para las reflexiones profundas, los pronósticos arriesgados, y las aseveraciones incomprobables. El problema es que no podemos luchar contra nuestra educación sentimental futbolera, y que crecimos escuchando al comentarista de Closs diciendo cosas como: “van dos minutos, por ahora muy parejo, no se sacan ventaja”. Sí, el mismísimo Don que tenía una consultora que facturaba en grande no se sabe bien en concepto de qué, el mismo que enseñaba: “decí un poco de negro y un poco de blanco”. Eso es lo que queremos… hacer la del susodicho Don, pegarla en grande algún día, facturar con varios ceros.

Somos temerarios y ya te lo decimos: si el campeonato terminara hoy, Rosario Central sería el campeón de la Superliga. Lo decimos serios, sin temor a equivocarnos: el equipo del Patón Bauza se lo merece. Lo tiene a Zampedri para romper redes, tiene una defensa sólida, la experiencia y el fútbol de Ortigoza en el medio y un motorcito en el Colo Gil. Pero (siempre hay un pero), tal vez vaya a necesitar más compromiso y más goles de Marcos Ruben. Y sino (digamos negro ahora, por la dudas), los escoltas se las traen también. Puede ser Racing Club que quiere seguir sumando estrellas, y olvidarse de los años en qué la abstinencia era moneda corriente, pero… hay que ver cómo sigue su derrotero en la Copa Libertadores. Y sino, están los tres que viene marchando desde Santa Fe, Mendoza y San Juan con sus cuatro puntos. Salvo que no les de la nafta para tomar por asalto el fútbol capitalino (tan poco federal es después de todo la Liga).

Los rojos de Avellaneda deben un partido así que ahí dejamos un compás de espera; aunque decimos que se quedaron un poco y le empataron un partido difícil que venían ganando en el Parque de la Independencia. No lo perdió por poco, incluso jugando varios minutos con un hombre más, pero todos ganamos porque volvieron los visitantes en ese partido. También Huracán llevó a su gente a Mar del Plata, pero de buen juego no llevó nada y se lo dieron vuelta con una inesperada jugada de Chávez que enganchó de lo lindo en el área. El gol del Globo fue de penal; lo mismo para el empate que consiguió Defensa y Justicia contra Atlético de Tucumán (“¿qué cobró”, fue la frase más sensata que se escuchó en esa cancha). A San Lorenzo también se lo empataron, y a Blandi le anularon un gol por causas desconocidas. En el duelo de arqueros que patean penales, Bertoli lo pateó muy mal contra Ardente y la victoria fue para los Sanjuaninos.

Colón y Tigre se animaron a ponerle buen juego a la cosa y terminaron 2 por lado en el resultado de moda de la fecha (tres empates iguales decoran el fixture). Empate sin goles entre Argentinos y Godoy Cruz, que necesita ya los goles del Morro García; y El Gimnasia de Pedrito Troglio, que se vio puntero en la primera fecha, perdió con Banfield, que tuvo la alegría de ver al emperador Julio Cesar de nuevo en el banco. En el Monumental brillaron los guardametas: el record aburrido fue para Armani, pero la figura estuvo en el otro arco. Rigamonti sacó todo para Belgrano y a Quinteros sus compañeros de la banda lo entendieron poco. Ah, sí, la punta que tienen los de Rosario la perdió Boca después de 600 y pico de días, aunque los de Guillermo siguen siendo candidatos al tricampeonato (digamos blanco). est bocLos pibes de Estudiantes metieron, jugaron y se llevaron los tres puntos en una victoria digna del paladar Pincha. Por si apagaste la tele o dejaste de chequear el celu sobre el final del feriado, te contamos que San Martín y Unión sumaron de a uno, pero los Tucumanos deben su partido contra Independiente.

Algunos detalles: Racing conmemoró con su camiseta los 30 años de la Supercopa, a Pittana lo siguen premiando por su paso por Rusia 2018, y los jugadores de Newell’s recibieron a los ganadores de la Suruga con un pasillo al estilo europeo. Para los que gustan del misterio y lo sobrenatural, el apodo de la fecha fue “El espectro del gol” en la noche de Rosario, y Tito Noir clavó un gol olímpico. En materia de goles la emoción la pusieron el frentazo de Zampedri, la mencionada cintura de Chávez en Aldosivi y la sabia definición de Clemente Rodriguez que sigue corriendo por las canchas argentinas. ¿Otra cosa? Sí, gracias a los amigos con camiseta amarilla del Don de las facturas exorbitantes Domingol transmitió las tribunas en continuado, de viernes a lunes. Por suerte todavía podemos juntarnos con amigos a comer asado, hablar de gambetas y atajadas, y a soñar con futuras promesas.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s