Pasados por agua

Alguna nos habremos mandado. Quizá fue abusar del pelotazo a la tribuna o de salir jugando con defensores con pies redondos. Pero fija que una nos mandamos. Ojo, no todos, me limito a hablar en este caso, a los de estas geografías de la patria (lease, provincia de Buenos Aires). En tiempos remotos y no tanto, el diluvio era la máxima expresión del agotamiento divino. Listo che, me cansaron decía un Dios y tiraba un aguacero de la San Yuta.

Algo de eso debe haber pasado en el Nuevo Gasómetro. Evidentemente hay una deidad a la que no le gusta el juego de los Santos de Boedo y descontento con el Pampa le inundó la cancha. Biaggio debería pegarle un llamadito de urgencia a Francisco para que interceda. El decano tucumano chocho, llega a la revancha con Gremio con las piernas frescas. Tal parece que lo que para uno es un castigo, para el otro una bendición. Desde acá les tiramos todas las buenas ondas a los del Ruso Zielinski para la vuelta de la Copa Libertadores.

Mismo escenario en Quilmes. ¿El Cervecero volvió a primera? No querido, Estudiantes juega ahí hasta terminar su cancha. Pero parece que Dios, Jehová, Alá, Mandinga, Thunupa o Anchachu tampoco vieron con buenos ojos la disputa entre el Pincha y la Lepra. ¿El motivo? Dios sabe. La cosa es que la cancha parecía más un laguito para ir a pescar pejerreyes que un lugar para jugar al fútbol. Suspendido.

Otro suspendido pero de antemano fue el partido entre Rosario Central y San Martín de San Juan. Aunque usté no lo crea, fue pospuesto porque en el Canalla había elecciones.

Ahora sí, vamos a lo que en verdad nos gusta que es la pelotita rodando. Lo que le debemos en este caso, es que la dichosa número cinco toque la red. El único cero a cero de la fecha se dio entre Independiente (con la mira puesta en River por la Copa) y Tigre con el debut del histórico Chimi Blengio como técnico. ¿Lo más destacado? Batalla atajó un penal y el Chimi recurrió a la mitología futbolera para mufar al rival al grito de “¡Quiricocho!” en un ataque del Rojo. Prometemos para el futuro una serie de notas sobre las formas de mufar en el fútbol.

De La vegaVolviendo al temita éste de la lluvia, vamos al estadio de Lanús. Lluvia de goles en el sur del Conurbano bonaerense. Lanús le ganaba bien a River con gol de Maciel, el pibe De La Vega (comprobado, nada que ver con Diego) le hacía un desastre a la defensa suplente del Millonario y Zubeldía sonreía en su vuelta a casa. Pero los de Núñez se calentaron y Lanús la pasó mal. Mal en serio. Scocco empató al final del primer tiempo y en el segundo se largó con todo: en catorce minutos River se puso 5 a 1 arriba para el enojo granate y el llanto del pibe De La Vega. Mojaron Lollo, Ibáñez en contra, De La Cruz (flor de golazo) y Exequiel Palacios. La hinchada local terminó entre alientos y puteadas contra el presidente y los visitantes se fueron agrandados para el duelo de copa.

En La Paternal gambetearon las suspensiones del sábado y hubo partido. Aunque en la práctica no fue tan así: Racing le ganó tranquilo al Bicho y es más puntero que nunca. Argentinos casi no le pateó a Arias que de a poco ve como se engrosa su récord de valla invicta. En el visitante Marcelo Díaz la volvió a romper y se va convirtiendo en una de las figuras del campeonato. Buen nivel del Churry Cristaldo, autor del primer gol con un lindo cabezazo de emboquillada y de Solari. El otro gol lo hizo Lisandro de penal. Racing mira a todos desde arriba y el próximo domingo recibe a un Boca de doble filo: puede llegar en semifinales o eliminado de la Copa.

¡Señoras y señores ganó Patronato! El patrón de Entre Ríos sumó su primer triunfo en el torneo. Para colmo de cosas nuevas, el Compañero Bértoli se mandó un macanón que termino en el primer gol de Talleres. Pero al ratito nomás Sperdutti empató de penal y la gente del local se dedicó a mimar a su arquero. En el segundo tiempo Pochetino reventó el travesaño pero la fortuna estuvo del lado del Patrón que lo ganó con gol de Barceló. Talleres va tocado al clásico cordobés.

RobertoGimnasia no pudo aprovechar el envión de haber sacado a Boca de la Copa Argentina. Perdió uno a cero en Santa Fé con Unión que se va haciendo cada vez más fuerte de local. Zavala hizo el único gol del partido antes del cierre del primer tiempo. Cuándo el partido moría entró Roberto. Roberto fue y se tiró en el medio de la cancha ante la atenta mirada del público en general y la calentura del banco del Lobo en particular. ¿Quién es Roberto? Un perro de la utilería del Tatengue. Troglio, en vez de calentarse celebró la movida, “así no dicen que soy el único mañoso”.

En el Gigante de Alberdi todo era fiesta previa al clásico, pero el colombiano Roa amargó a todos con un gol espectacular. El Huracán de Alfaro se afianza como serio candidato a pelear el campeonato. Con una defensa dura, un medio sólido pero con juego y una delantera con recambio se acomodó segundo. El Pirata genera pero no concreta, un mal que viene sufriendo del semestre pasado. Bernardi se fue puteado pero todo puede cambiar el domingo que viene. Ah, en el Kempes parece que habrá visitantes.

Roa 2

En La Boca más que por los puntos pareció amistoso. Un partido con defensas flojas y mucho gol errado. La buena el regreso de Gago que en una pierna parece más que cualquier mediocampista de Boca. Fue tres a uno con goles de Magallán, Zárate y Tévez para el local y Bueno para el Sabalero. Al Xeneize le sirve la levantada pensando en la vuelta con Cruzeiro.

Ya estamos el lunes. Abrieron la tarde Godoy Cruz y Defensa y Justicia en Mendoza. Desde que dijeron que el Tomba era el mejor equipo del 2018 y llevaba ocho triunfos seguidos de local, a los mendocinos no les sale una. Fue victoria para los de Varela que están invictos en el campeonato y en cuartos de final de la sudamericana.

monito

Aldosivi era la revelación del torneo pero se chocó con un Fortín implacable. Vélez lo tiroteó todo el partido por arriba, por abajo, de afuera del área y de pelota parada. Hasta que el Monito Vargas (cómo baja la pelota este muchacho) recibió, en medio metro se acomodó y la puso con rosca en el segundo palo. Diez minutos después Salinas clavó un cabezazo tremendo para aumentar.

San Martín de Tucumán y Banfield siguen truncos. Otra vez le empataron sobre la hora al Ciruja tucumano. Ganaba uno a cero con gol de Giménez pero se fue metiendo de a poco atrás y faltando dos minutos Calello clavó el empate para el Taladro. El Santo sigue sin ganar.

Será hasta la próxima fecha que esperamos tenga menos agua y más fútbol. Los platos fuertes estarán en Córdoba con Talleres – Belgrano y Racing – Boca.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s