La lista de Scaloni: quiénes, por qué y a qué vamos a la Copa América de Brasil

Las listas para las competiciones oficiales de la selección de fútbol masculino suelen ser muy esperadas. Los grandes medios se pelean por tenerla antes, los grupos de WhatsApp futboleros explotan de debates, pedidos y reclamos. Y detrás hay un entrenador que elige y selecciona a su gusto pero también teniendo en cuenta distintas variables a la hora de seleccionar los futbolistas definitivos. A continuación hacemos un repaso de algunas de ellas por puestos y posiciones cargadas de análisis pero también de opinión netamente subjetiva que no tiene ningún interés en ocultar su intencionalidad y postura.

Arqueros: Los primeros 6 meses de Armani en River fueron bestiales pero casi imposibles de sostener en el tiempo. Hace un año que su nivel camina en la normalidad, con errores y virtudes, como cometen tantos otros arqueros. El arquero de Boca Esteban Andrada llega mejor a la Copa América. Pero más allá de niveles actuales las razones por las que su titularidad sería más lógica es su variedad de recursos: salida, juego con los pies y lo más importante su edad. Andrada tiene 4 años menos que Armani. Si Scaloni vive repitiendo que esta Copa América es una traba en la construcción que apunta a Qatar tiene más potencial a futuro el de Boca que el de River. Si es por la experiencia atajando en la selección, Armani atajó 4 partidos y Andrada 1. Los 2 recién arrancan en el puesto que supo ser de Sergio Romero durante tantos años. Marchesín será el tercer aquero.

Defensores: Merecida convocatoria de Casco, puede ser 3 o 4, y que Acuña pase a ser opción como volante. Hay que reducir la improvisación y terminar con ese experimento. En Portugal juega casi de extremo izquierdo.

A la Argentina le faltan centrales zurdos hace años. Funes Mori va a Brasil por lo mismo que Rojo fue a Rusia, por un faltante general en ese puesto, vuelve un histórico de presente gris por lo que fue alguna vez. Ese lugar era de Kanemann si no se lesionaba. Martino y Sampaoli notaron esa falencia y por eso pensaron y convocaron a Javier Pinola en su momento pero lesiones de ese entonces le impidieron jugar. A futuro cercano Marcos Senesi es una opción que llena el formulario y tiene potencialidad de convocable. Seguro esté en el Preolímpico sub 23 de Colombia 2020.

Otamendi, Pezzella y Tagliafico están firmes como zaga central y lateral izquierdo titular. La apuesta de Scaloni por Foyth como relevo es apuntando al futuro de un defensor que ya jugó varios partidos en el Tottenham finalista de Champions League. Saravia, de mejor 2018 que 2019, se metió en la lista por la valoración del gran partido contra Brasil marcando a Neymar.

Volantes: Scaloni tuvo en su plan inicial un medio con 3 volantes de juego conformado por Palacios, Lo Celso y Paredes para tener la dinámica y movilidad que faltó en Rusia. Pero los partidos contra equipos competitivos apostó por un 5 clásico que equilibre y asegure la cuota mínima de recuperación que después se complete con el sacrificio del resto de los integrantes de la zona media. Su primer elegido fue Rodrigo Battaglia de Sporting Lisboa de Portugal que si no se rompía los ligamentos cruzados iba a ser el 5 en Brasil. Tras su lesión eligió a Guido Rodríguez del América de México. De cambios y pruebas constantes en su poco tiempo al frente de la mayor, en la elección del 5 sí aplico coherencia Scaloni. Quiere un volante central de altura, presencia, buen pase en la corta para no rifarla y en la larga para largar las contras que agarren mal parado al rival, un 5 que se meta atrás cuando se viene la tormenta y lleve la presión bien arriba cuando haya que asumir protagonismo. Battaglia, Paredes, Guido Rodríguez y hasta Gastón Giménez de Vélez tienen esas cualidades. De los que nunca llamó y tienen pasado en selección Guido Pizarro, hoy en Tigres de México, también es de ese estilo. Santiago Ascacibar, un 5 de quites y cruces que levantan a la popular, a lo Mascherano, fue convocado pero nunca fue utilizado en los partidos más importantes de las giras. Su ausencia no es por jugar en Alemania porque de hecho Rodríguez juega en México, sino una decisión netamente basada en gustos y búsqueda del entrenador. Como a Senesi, lo esperamos para el Preolímpico para que demuestre que puede y debe ser planta permanente. Sabella solía decir que ante posiciones con jugadores de niveles parecidos donde ninguno se impone él priorizaba futbolistas que ya había dirigido. Esta lógica de Scaloni sería, si ninguno se impone en tal puesto voy a elegir por características que mejor quepan para la idea general que pienso llevar a cabo.

Pereyra es un carrilero cumplidor, hace toda la banda y puede jugar por los 2 costados. Pisa el área y tiene marca. Tiene todos los boletos para ser opción de cambio cuando haya que aguantar un resultado. La elección de Rodrigo De Paul es más para que haga de puente entre Messi y los nuevos. De paul MessiHizo algunas cositas en los amistosos pero no tiene la jerarquía y el desequilibrio de Correa ni de Pity Martínez (error no forzado irse a EE.UU a 6 meses de la Copa América) y Lamela, por citar otros que quedaron afuera. Hasta Nacho Fernández es más funcional a una idea colectiva ofensiva. De buena relación con Otamendi cuando jugaron en Valencia, en todas las fotos de la vuelta de Messi a la selección en las prácticas salió De Paul al lado. El vínculo se dio natural y Scaloni vio que dió el paso que debe dar el resto. Si está bien o está mal su convocatoria es algo es netamente debatible y rebatible. En todo caso formar grupos fuertes además de equipos convencidos es una de las tareas del técnico de turno. Lo hizo Sabella en 2014 llevando jugadores con historias de ascenso y lucha a lo largo de su carrera para equilibrar un plantel de estrellas. Son decisiones. Porque armar una lista para una competencia corta tiene que tener varias capas de análisis.

Delanteros: La primera convocatoria de Matías Suárez había sido muy sorpresiva. Casi inentendible hasta que vimos cómo y de qué entró en los amistosos. De desde esta columna estamos de la vereda de enfrente de las opiniones rígidas que inmovilizan la historia. Cada partido te tiene que dejar algo, que incluso, puede modificar tu preconcepto. No por nada el cuero gira sobre el césped y miramos partidos de fútbol tan lindos para analizar. Scaloni vio en Suárez ese delantero que se pare a la izquierda del ataque siempre perfilado para la devolución y que busque más la belleza efectiva de la jugada que su lucimiento personal. Contra Venezuela fue descarga constante de Messi y contra Marruecos mostró su otra virtud, puede jugar de espaldas y pivotear para los que llegan, como en el gol de Correa. Icardi no reúne estas características ya que es más finalizador. Aguero y Lautaro sí lo fueron en sus inicios pero hoy tienen más el chip del 9 goleador. Quizás Pratto podría hacer lo de Suárez. Tiene su misma edad y rendimientos probados en la selección. Pero inentendiblemente nunca más fue convocado después de rendir en el ciclo Bauza. En la improvisación y la prueba constante, buenas intervenciones en un amistoso te meten en una lista. Así fue Meza a Rusia y jugó más minutos que Dybala y Lo Celso. Esa apuesta salió mal, veremos la de Suárez como termina.

Dybala se metió en la lista sobre la hora. Darle confianza y respaldo a los buenos en sus mesetas también es importante. Quizás Dybala de ahora en más sea el que no supo adaptarse a jugar con Messi y Cristiano Ronaldo. O quizás explote mañana de nuevo. El técnico debe poner en práctica su ojo de entrenador para ver más allá del presente y las opiniones de nosotros, los simples hablantes de este juego. A la larga, siempre nosotros fallamos más que ellos, que por trabajar de esto dedican más horas y saben más. Lautaro Martínez, como Foyth, va por potencial a futuro. Scaloni corrigió el destrato de su antecesor y no solo lo vio, sino que lo puso y lo lleva. No le creó falsas ilusiones. Lo hizo sentir importante y el pibe de Bahía Blanca llevará sus movimientos y vitalidad a Brasil 2019.

Ausencias: Las 2 grandes injusticias de la lista, según quien les habla, son las ausencias de Gabriel Mercado y Angelito Correa. El primero es de esos jugadores necesarios para un equipo porque compite hasta el final y juega siempre con la fe de que nos merecemos bellos milagros y ocurrirán. El agónico gol de Rojo contra Nigeria en el último mundial vino de un gran centro suyo. Correa aporta desparpajo y se disuelve en ataque. Nunca sabes que puede llegar a hacer. Es tan imprevisible como a veces ausente. Contra Marruecos entró a darle alegría a un partido para el olvido de la selección. No hubiera sido la misma repercusión empatar que ganarle a Marruecos después del papelón contra Venezuela. Llevarlo a la Copa América podría haber sido un premio por aquello, sumado a su compromiso en los Juegos Olímpicos Río 2016 con una AFA en llamas. Correa se plantó en su club Atlético Madrid e hizo lo imposible por estar aquella vez. No muchos pueden decir lo mismo.

Icardi no llega al casillero injusticia. Con Sampaoli y Scaloni arrancó siendo el 9 titular y él solito adentro y afuera forjó su destino. Ya no es el problema conocido con Maxi López y su actual esposa, Wanda Nara, que queda viejo. Es un delantero que le costó hacer pie cuando jugó, apenas hizo su primer gol en un amistoso después de 8 partidos de sequía, se agrandó y le tiró tierra a los que ya no estaban para retrucar sus dichos. Cuando tenía todo para consolidarse decidió que más importante que jugar una Copa América era discutir temas extra futbolísticos en Inter como la renovación de su contrato y que le devuelvan la cinta de capitán. Estuvo inactivo por lesiones que no se pudieron comprobar. Recién volvió a jugar hace poco más de 2 meses y solo anotó 2 goles, uno de penal.

Messi aguero di maria

Finale: La lista de Brasil es más coherente que la de Rusia. No había que hacer mucho para superarla igual. Lo que debe ser coherente ahora es la preparación y machaque de una forma en las prácticas. 15 días entrenando e intentando lo mismo puede maquillar la falta de trabajo previo. Lo hizo Tata en Chile 2015 y la cosa terminó con Argentina en la final con un rendimiento más que aceptable. No será un equipo que deslumbre, pero aunque sea queremos un equipo que se ajuste a un plan. El que elija el técnico. Ojalá la improvisación y las pruebas hayan terminado en la lamentable última doble fecha de amistosos. Argentina no es candidata en Brasil 2019. El local y Uruguay son los favoritos, hasta Perú llega mejor pisado y con una idea ya masticada. La vara baja actual es un terreno fértil para construir y competir abajo del caballo.

Para el final hay 3 nombres de los que no nos olvidamos: Lionel Messi, Sergio Agüero y Ángel Di María. Siguen corriendo enmascarando el fin. Un año más manteniendo el nivel en grandes clubes de elite mundial, hacen que parezca normal algo que a Dybala le cuesta un montón, por ejemplo, y ni hablar al resto que ni llega a esos equipos. Jugarán juntos la séptima competencia oficial con la selección. La primera fue el Mundial Sudáfrica 2010 después de ganar el oro en los Juegos Olímpicos Pekín 2008. Llenos de moretones y golpes por todos lados, con los pies enjabonados por la cuerda floja acá van de nuevo. No ganaron nada, pero algún día les hablaremos a nuestros nietos de la generación que lo intentó hasta el final.

  1. Hay elecciones y hay Copa América. Ganar o perder. Prohibido no intentarlo. 2019. “Está el hombro para la tristeza pero prefiero poner los brazos. No son tiempos de hundir la cabeza, sólo en las luces se ven las manos.”

Lucas Jiménez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s