Hombre de extraños récords, es el único futbolista en la historia de la Premier League en haber marcado un gol en todos los días de la semana en una sola temporada. Escribe Juan Stanisci.

“Estuve corriendo el lunes, el martes, el miércoles, el jueves, el viernes, el sábado y el domingo ¿Qué fue lo que hice?”, se preguntaban los Clash en Police on my back. La misma frase y la misma pregunta se le puede atribuir a Kelechi Iheanacho. El delantero nigeriano de 24 años logró la extraña marca de ser el único futbolista en haber hecho goles en cada uno de los días de la semana en una sola temporada de Premier League.  

Kelechi Promise Iheanacho nació en Owerri, capital del Estado de Imo, al sudeste de Nigeria. De la misma ciudad es oriundo Nwankwo Kanú, quién también jugaba de delantero y se destacó en la Premier League. Iheanacho llegó al mundo el 3 de octubre de 1996, dos meses después de la consagración de la selección de Nigera en los Juegos Olímpicos de Atlanta 96, esa en la que jugaban Kanú, Okocha, Babayaro, entre otros. Esa generación había ganado el mundial Sub 17 tres años antes, ganando todos los partidos y goleando a la selección argentina.

Su infancia transcurrió durante la explosión de futbolistas nigerianos en el fútbol inglés. Él hinchaba por el Chelsea, el equipo donde jugaban Babayaro, tremendo lateral izquierdo y luego John Obi Mikel. Como su familia no podía pagar el abono que transmitía la Premier League, trataba de encontrar los lugares para poder mirar los partidos.

Su padre y su madre querían que estudiara y no se distrajera jugando al fútbol. Hasta que una tarde un profesor les comunicó que su hijo había sido citado para jugar para el equipo de la escuela en una competencia del estado de Imo. Su actuación lo llevó a entrar en el radar de las selecciones juveniles nigerianas.

Su debut con las Súper Águilas, como les llaman a las selecciones nigerianas, fue en la Copa de África Sub 17 en Marruecos, en abril de 2013. Con cinco goles fue una de las figuras del equipo, aunque terminaron cayendo por penales en la final contra Costa de Marfil. Ese mismo año Iheanacho fue la figura del mundial Sub 17 en Emiratos Árabes, siendo balón de oro y bota de plata. Nigeria fue campeona mundial, como en el 93 de la mano de Nwankwo Kanú, con seis goles y siete asistencias de Kelechi Iheanacho.  

En 2014 llegó a las inferiores del Manchester City, habiendo jugado muy poco en su país. El periodista Pancho Jáuregui, autor del libro “Fútbol africano: crónicas, historias e investigación”, explica: “El tema de que se vayan tan jóvenes tiene que ver con que en la mayoría de las ligas africanas -sobre todo las del África Negra (Nigeria, Ghana, Senegal, Costa de Marfil, etc)- es muy poco lo que se paga entonces los jóvenes futbolistas prefieren buscar la oportunidad en Europa desde chicos siempre ayudados por representantes europeos o del propio continente, en muchos casos con intenciones poco claras que dejan a muchos jóvenes ilusionados abandonados en Europa y con promesas rotas”. En el caso de Iheanacho no tuvo promesas rotas, pero nunca pudo terminar de asentarse en el equipo. Si bien en su segundo partido en los citizens hizo el gol del triunfo, el nivel de delanteros que había en el plantel no le permitía jugar muchos minutos. Delante de Kelechi estaban Agüero, Dzeko, Jovetic y Negredo. Pero el factor fundamental no estaba en las canchas, sino en el clima. “No fue fácil. Hacía demasiado frío y quería volver a mi país”, contó en una entrevista con The Guardian.

En agosto de 2017 fue comprado por el Leicester. Los foxes querían un préstamo, pero su padre y representante presionó para que compren su pase. Su gran promedio de gol fue fundamental: en sus primeras temporadas en el City había necesitado 14 remates para hacer 10 goles. En el Leicester logró la continuidad que necesitaba y se metió en la lista de convocados para Rusia 2018. Su nombre se escuchó por primera vez en nuestro país cuando, en 2017, hizo el gol de tiro libre en el partido que Nigeria le ganó 4 a 2 a la selección de Sampaoli.

En el primer partido contra Croacia fue suplente. Pero contra Islandia y Argentina fue titular. Contra nuestra selección salió al minuto del segundo tiempo, Odion Ighalo, su reemplazante, fue quien erró el mano a mano contra Armani. “Considero que va a ser junto a Osimhen, Chukwueze y Etebo, entre otros, la camada que lidere los próximos años al seleccionado nigeriano”, dice Pancho Jáuregui.

Kelechi Iheanacho es un futbolista de récords extraños. El 23 de abril de 2017, por las semifinales de FA Cup ingresó a los 99 minutos por Raheem Sterling y fue el primer jugador de la historia de esa competencia en ser el cuarto cambio. El  16 de enero de 2018 el Leceister jugaba el replay contra el Fletwood Town, un equipo de la tercera categoría inglesa. Habían empatado cero a cero el primer partido y según el reglamento de la FA Cup debían jugar otro encuentro para ver quién pasaba de ronda. A los 77 minutos, Mahrez lo habilitó dejándolo mano a mano con el arquero rival. Iheanacho definió para el gol, pero el lineman levantó su banderín. El gol fue revisado por el VAR mostrando que el delantero nigeriano estaba habilitado. Así Iheanacho se convirtió en el primer jugador en hacer un gol chequeado por el VAR en la historia de la FA Cup.

Esta competencia es la que mejor le sienta a Iheanacho. El domingo 21 de marzo de este año le hizo dos goles al Manchester United por los cuartos de final de la FA Cup. Así llegó a 13 goles en esa competición, superando a Didier Drogba como máximo goleador africano de la copa más antigua del fútbol mundial. En semifinales le hizo otro al Southampton llegando a catorce en total. Sus goles fueron fundamentales para llegar a la final, que el Leicester terminaría ganándole al Chelsea, también finalista de la Champions League. La consagración significó la primera FA Cup de la historia del Leicester.

El martes 18 de mayo, en la noche de Londres, el Chelsea y el Leicester se volvieron a ver las caras luego de la final de la FA Cup. El partido lo ganaban los londinenses por dos a cero cuando, a falta de quince minutos, Iheanacho recibió solo adentro del área y marcó el descuento para el Leicester. Era martes, el único día de la semana que le faltaba. Justo contra el Chelsea, el equipo del que eran hinchas Joe Strummer y Mick Jones, músicos de los Clash. Esos que corrían todos los días de la semana, como Kelechi Iheanacho.

Juan Stanisci

Twitter: @juanstanisci

Lástima a nadie, maestro necesita tu ayuda para seguir existiendo, suscribite por $200.

También te podés anotar en Pase al Pie, nuestro newsletter semanal completando este formulario:

¡Suscripción recibida!

Por favor, revisa tu correo electrónico para confirmar la suscripción a tu boletín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s