El desquite de aquella daga recibida en 2014 fue extirpada en el Maracaná, frente al local. Una revancha que fue un premio por seguir arriesgando una y mil veces en busca de conseguir el título. Lo mejor está por venir. Escribe Martín El Lakkis.

“Al final de este viaje, quedamos los que puedan sonreír”

Si, esta vez las heridas se cerraron, ahora los dolores duelen menos, las alegrías alegran, incluso a rivales antológicos, las sombras que aquí estuvieron no están más.  Son eternos los laureles, se cerraron todas las heridas, fueron vengadas las caídas

“Pero mi historia es difícil, no voy a hablarles de un hombre común”

En este momento, la plata, los cheques, los bancos, no valen nada, NADA, vale mucho más una figurita del álbum de la Copa América que las acciones de Rockefeller.

“Y dicen que al fin nunca llegan tarde, para que un amor los haga dichosos”

Tantas lágrimas sin muecas de sonrisa, tanto llanto desconsolado, de madrugada de mañana de tarde.

“Tanta hiena riendo a carcajadas”

Las imágenes de viejas derrotas no duelen tanto ya, perdimos sobre la hora con Alemania, habiendo tenido más chances que ellos. Perdimos con Chile dos veces por penales.

Ganaron y perdimos pero nos juramentamos volver, perdimos pero tuvimos, tenemos y tendremos razón en intentarlo.

“Canción del elegido”

Nos dijimos, nos juramos llorando desconsolados a nosotros mismos y a nuestros muertos que íbamos a volver a ser felices. Generaciones enteras sumergidas en la derrota, deportiva y leve pero que nos tenía el alma a mal traer.

Las manadas se anteponen a cualquier contratiempo que puedan sufrir, porque el dolor cuando es compartido duele menos.

“Como un cuadro del viejo chagal”

Y las alegrías, ay, las alegrías compartidas saben a más, van a la eternidad ¡Qué locura hermosa! La que de las Malvinas nunca se olvida.De Paul en modo Aníbal Fernández y Angelito en modo Burruchaga, el Dibu, con su ropa de plomero, con olor a leyenda.

“Él descubrió que las minas del rey Salomón se hallaban en el cielo”

El fútbol en paz, el mundo feliz, el Diego allá, Messi acá, y a Di María no lo querían, eh ¿La pregunta es qué pasa si pasa lo que nosotros soñamos? Voy a ser el primero en abrazarte.

Todo fue como lo soñamos, bah esto no fue como un sueño, la realidad mató a la ficción. Sus compañeros más felices por él que por ellos mismos. Sus amigos poniéndose contentos cuando lo ven venir.

“Y va matando canallas con su cañón de futuro”

Bueno ahora bebamos de la copa más linda que tenemos hoy y vamos a soñar con Qatar. Festejar en Bangladesh con la misma locura que en la 9 de Julio.

Mi hermano Nicolás dijo acertadamente que vio en la sonrisa de Messi al niño del que hablaba Spinetta. “Quizás se sienta gorrión esta vez”. Jugando en los jardines que encontró despierto

“Yo he preferido hablar de cosas imposibles”

Que está banda sin sueños no camina. Ganamos y ganaremos cada vez que un joven lea estas líneas y tenga ganas de cambiar el mundo.

Las finales en el Maracaná no se olvidan, nadie se acuerda en que estadio se jugó la final de Suecia 58, o quien carajo ganó la Copa América hace 50 años.

“Es una historia que tiene que ver con el curso de la vía láctea”

En 100 años todos sabrán que Messi venció en Río de Janeiro, a los pies del Cristo redentor. La gente pobre, la que vive en la calle, los ricos están contentos, todos hoy.

“Creo que todos buscamos lo mismo”

De tanto darnos la cabeza contra la pared la terminamos de romper. Somos campeones. Nos tuvo cuidado el amor.

No puede haber nadie en este mundo tan feliz, bienvenido Ankara, arco iris que une las luchas galácticas y generacionales, te estábamos esperando. Las páginas doradas, la alegría que anestesia los dolores. Todo. El respeto ganado. Porque ellos juegan con el corazón.

Si los pastos hablaran dirían que nos las cobramos todas juntas, y en el Maracaná, con los vencidos sonriendo al lado nuestro. Los obligamos a bailar tango, en su casa. Si, vencimos. Pero esto recién empieza.

Martín El Lakkis

Lástima a nadie, maestro necesita tu ayuda para seguir existiendo, suscribite por $200.

También te podés anotar en Pase al Pie, nuestro newsletter semanal completando este formulario:

¡Suscripción recibida!

Por favor, revisa tu correo electrónico para confirmar la suscripción a tu boletín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s