Aprovechamos un nuevo trofeo ganado por el Real Madrid para recordar la Copa Mohamed V, en homenaje al padre de la independencia de Marruecos que nació el 10 de agosto de 1909. Un torneo similar al Mundial de Clubes donde una vez Boca venció al conjunto Merengue en la final. Escribe Miguel Hirám Ramón.

La Copa Intercontinental de Clubes Campeones, más conocida como La Intercontinental, era una competencia en la que se enfrentaban el campeón de la Copa Libertadores de América (Conmebol), y el ganador de la vieja Copa de Europa (UEFA).

Estos enfrentamientos comenzaron en el año 1960 con partidos de ida y vuelta, y en caso de empate en puntos, se jugaba un tercer partido. Esta manera de definición se implementó hasta el año 1968. Desde el año 1980, y hasta el 2004 inclusive, tuvo definición a un solo partido y la sede siempre fue Japón, y paso a llamarse Copa Intercontinental Copa Europea-Sudamericana.  Los equipos argentinos la levantaron en 9 oportunidades, siendo Racing Club el primero en 1967, y Boca Juniors el último en el año 2003. Argentina es el país que más veces la conquistó.

En el año 2000 la FIFA lanzaría una nueva competencia, Campeonato Mundial de Clubes, que se jugó el año citado, con sede en Brasil, para luego hacerlo de manera ininterrumpida cinco años más tarde.

Desde el año 2005 la FIFA implementó e inventó éste nuevo Campeonato Mundial de Clubes, que ningún equipo argentino ha podido ganarlo a la fecha, en el que participan los campeones de Asia, África, Oceanía, CONCACAF, UEFA, Conmebol, más el club campeón del país anfitrión. El Auckland City FC con 15 encuentros, en 9 copas, es el equipo que más partidos jugo en esta competencia. El más ganador, el Real Madrid, con 4 títulos de campeón.

Pero lo que no muchos conocen, es que de manera paralela se disputaba otra importante competencia, no avalada por la FIFA, por supuesto, ya que no tenía injerencia en la organización, y sobre todo, en los manejo de las ganancias, que en realidad, era lo que menos les importaba a los organizadores.

Aquella competencia no era otra que la Copa Mohamed V, creada por la Real Federación de Fútbol de Marruecos, con el apoyo de la Confederación Africana de Fútbol (afiliada a la FIFA), y se disputaba en las ciudades marroquíes de Casablanca, Rabat, y Marrakech. En el torneo competían cuatro equipos, tres de los mejores del mundo, según la consideración del momento, más el campeón del fútbol de Marruecos.

Entre los años 1962 y 1980, la competencia se denominó Copa Mohamed V, para pasar a llamarse, en sus últimos tres años de disputa 1986-88-1989, Torneo de Casablanca. El Atlético de Madrid, España, fue el club que más veces la conquisto, en 3 oportunidades.

De los clubes argentinos que participaron, solo Boca Juniors fue el que se adjudicó una edición, la de 1964, ganándole la final al Real Madrid español, 2-1, con dos goles de Ángel Clemente Rojas, descontando Puskas para los merengues.

También el equipo de la ribera logró un subcampeonato al caer ante su vencido, el Real Madrid,  en la ejecución de penales, en la edición del año 1966, luego de un empate en un gol (nuevamente Rojitas marcó para el equipo argentino, y Pirri para los ibéricos). La definición fue de cierta manera, al menos, curiosa. No digo insólita por haberse definido desde los doce pasos, sino que se ejecutaron tres penales por equipo, y ahora sí la rareza, fue el mismo ejecutor en las tres oportunidades para cada equipo. Menotti se encargó de los penales de Boca Juniors, malogrando el tercero en manos del arquero Betancourt.

Racing Club de Avellaneda también logró un subcampeonato, en el año 1968,  al caer en la final ante el Club Regata Flamenco, de Brasil. Por su parte, Estudiantes La Plata, cayó por el tercer puesto, 2-1, en 1975, ante el equipo local, el poderoso Mouloudia Club de Oujda.

El nombre Mohamed V que llevaba esta competencia, se lo debe a Muhammad ibn Yūsuf  ó  Sidi Mohammed ben Yúsef (1909-1961), quien fuera Sultán, y luego Rey, de Marruecos entre 1924-1961, conocido como “El padre de la Independencia”, al haber logrado emancipar a su pueblo de Francia el 2 de mayo de 1956. Meses más tarde se puso fin al Protectorado que ejercía España en la zona norte de Marruecos, para así quedar totalmente libre.

Sin dudas, el Rey de Marruecos, había hecho suficientes méritos para su patria como para que una Copa Mundial de Clubes llevara su nombre. Mucho más de lo hecho por Jules Rimet, o por todos aquellos que llevan su nombre en algunos estadios.

Miguel Hirám Ramón

Twitter: @patoramon6

La mayoría de las fotos fueron sacadas del Twitter Bicicleta Xeneize

Lástima a nadie, maestro necesita tu ayuda para seguir existiendo, suscribite por $300.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s