Racing y Chacho Coudet: testigos de su destino

Dos historias pasionales cruzadas, muchas veces enfrentadas, se unieron para formar al campeón de la Superliga 2018/2019. El gol de Bedoya, el gol de Cervi y las razones detrás del éxito del equipo de Coudet.

El trajín de la rutina muchas veces te hace compartir contexto y situaciones concretas con personas sin registrar que ellas están ahí con vos en ese momento. Cuando las conoces, sin buscarlo, la conversación algún día decantará en un “¿estuviste ahí esa tarde? Yo también”. Racing Club de Avellaneda con sus sueños y mochilas a cuestas ya se había visto muchas veces con Eduardo “Chacho” Coudet pero nunca de manera tan decisiva como aquel 2 de diciembre del 2001. Esa fue la primera vez que se importaron y se reconocieron como parte de sus vidas. Racing acumulaba 35 años sin salir campeón. El país ya estaba subido al tobogán económico que decantaría en crisis social a los pocos días. Por 90 minutos nada de eso importaba en el Cilindro de Avellaneda donde Racing recibía a su escolta River Plate que rápidamente se puso en ventaja con un gol del Cuchu Cambiasso.

Los laterales/volantes de la línea de 3/5 que disponía Mostaza Merlo en cancha pasaron a ser wines en años donde los wines habían dejado de existir en Argentina. La espera de tantos años dependía de un gol que mantenga la ventaja con el inmediato perseguidor. Entonces la jugada ocurriría una vez para luego ser repetida infinitas veces en la cabeza de los hinchas de Racing. El lateral derecho Martín “Pelotín” Vitali tira un centro que rebota en el marcador, la pelota le vuelve y tira otro que esta vez es despejado por el arquero de River Ángel David Comizzo. Fuera de plano aparece corriendo el lateral izquierdo Gerardo Bedoya que se carga de historia su pierna izquierda y hace que una pelota tocando la red sea anécdota de abuelos a nietos en el futuro.

56232369_323114931740208_4335136995543089152_n

El platinado volante derecho de River, Eduardo Coudet, fue el que más cerca estuvo de bloquear el remate. La foto que fue tapa de la Revista El Gráfico que aún coleccionan montones de hinchas de Racing lo tiene sentado de espaldas con su 8 dando a cámara mientras el colombiano Bedoya ya ensaya lo que será un grito de gol de alguien que no suele meter goles, lo que hace los festejos siempre tan genuinos ante el hecho sorprendente.

Las vidas paralelas transcurren y avanzan y el 13 de febrero del 2015 otra vez Coudet y Racing se cruzaron en un día transcendente en sus vidas. La Academia estrenaba el título de campeón del torneo de Primera División 2014 como local ante Rosario Central y su arquero Sebastián Saja buscaba batir el récord de Agustín Mario Cejas sin recibir goles entre 1975 y 1976.  A 3 minutos de iniciado el partido el estadio lo felicita con un cartel que decía “Chino Saja 587 minutos” (algunos estadígrafos del fútbol niegan este récord porque afirman que Cejas llegó a 666 minutos). A segundos de entrar a la historia el defensor Yonathan Cabral le da pelota, el delantero de Central Marco Rubén lo presiona, él patea directo al pie del volante rival Fernando Barrientos al que le rebota la pelota. Esta avanza unos metros y le cae al joven Franco Cervi que la pone por arriba de un Saja que mira como el arco invicto ya no es tal. Algunos meses antes de este Racing-Central, la Academia de Avellaneda ganó en Arroyito 3 a 0 en un partido bisagra para la posterior consagración y Saja le sacó a Cervi un remate al ángulo. CerviEl juvenil rosarino, que ese día jugaba su primer partido como titular en el Gigante de Arroyito, en declaraciones posteriores al partido del 2015 recordó esta jugada. El fútbol siempre da revancha y Central ganó 1 a 0 amargando lo que era todo festejo racinguista.  Pero no solo Cervi saboreó la revancha sino el entrenador del canalla Chacho Coudet que debutaba como técnico profesional en esa noche de viernes del 2015 y alguna vez en esa cancha y en ese arco que da la calle Colón no pudo taponar el ya contado remate de gol que casi que valió un título.

La rueda siguió girando y el sábado 16 de marzo de 2019 Racing, puntero desde la fecha 4 de la Superliga argentina, dirigido por Coudet recibe a Belgrano en la antepenúltima fecha del torneo. El equipo sufre pero gana 1 a 0 y al finalizar el partido nace de la popular donde se ubica la Guardia Imperial el “y ya lo ve, y ya lo ve, es el equipo de Coudet”, Chacho retribuye la caricia agitando el puño cerrado y girándolo para que lo vean de toda las cabeceras. “El hecho de que Racing sea un club pasional tuvo mucho que ver en mi decisión”, dijo en su primer conferencia de prensa como técnico académico. A la fecha siguiente llegó la consagración tras el 1 a 1 en Victoria contra Tigre. 17 triunfos en 24 partidos, solo 2 derrotas, la valla menos vencida y el equipo más goleador. El Racing que construyó Coudet es un campeón de punta a punta. Aprendió del Boca de Guillermo Barros Schelotto que para ser campeón doméstico no hace falta ser el mejor equipo sino el que más puntos suma mientras otros enfocan sus energías en la Copa Libertadores.

Lisandro López metió 17 goles en 23 partidos y fue siempre la bandera futbolística de Racing, fue el que contagió desde la actitud y el primero en presionar y tirarse a los pies para recuperar. Lo mismo hacía Marco Rubén en el Central de Chacho. De esa primera experiencia como DT Coudet también se trajo las bandas como carreteras veloces, los centrales agresivos y los 2 delanteros en el área esperando los centros producto de los desbordes. Pero la principal clave táctica de ese Central y de este Racing es la importancia en funciones que se le da al volante central que no juega en línea de 3 sino solo, clave en la salida y la circulación de la pelota, de su rendimiento depende el funcionamiento de la idea general. Aquel gran equipo de Central no obtuvo un título pero vale recordar que estuvo a centímetros y segundos de eliminar al Atlético Nacional de Medellín de Franco Armani luego campeón de esa Libertadores 2016 y que fue claramente perjudicado por el arbitraje bochornoso de Diego Ceballos en la final de la Copa Argentina contra Boca en 2015.

Hace algunos días el periodista Reynaldo Sietecase en su programa en Radio Con Vos 89.9 recordó la alegría con la que iba a la cancha a ver al Central de Coudet. Pero los elogios para Chacho también llegan de la vereda de enfrente porque en una entrevista en Fox Sports el escritor, político e hincha de Newell´s  Rafael Bielsa dijo que ese equipo de Coudet fue el mejor Central que vio en su vida.

Como en Rosario, en Avellaneda Chacho también tuvo que aprender a convivir con los elogios desmedidos que caen como tormenta en las buenas y a las críticas que clavan como puñal cobarde en las malas. Como le pasó en Central, el mejor Racing de Chacho no salió campeón. Por jerarquía y ejecución vistosa del plan lo mejor se vio en varios partidos de la primera rueda de la Copa Libertadores 2018. Jerarquía que le agregaban Lautaro Martínez, luego vendido al Inter de Italia, y el Ricardo Centurión desequilibrante con incidencia graficada en goles y asistencias. De hecho por esas actuaciones se metió en la preselección de 35 jugadores previa a Rusia 2018.

El campeón de la 2018/2019 Coudet lo construyó a los golpes. El plan inicial tenía a Gustavo Bou y Ricardo Centurión, luego de conocidas flojas actuaciones y actitudes en partidos con River ninguno de los 2 estuvo en los festejos del último fin de semana. Uno está en México jugando en Tijuana y el otro, separado del plantel, celebró la consagración vía Twitter mientras espera a que el entrenador le perdone el empujón en el Monumental.

lisandro

Mientras volaban palos y Coudet se reinventaba como técnico el que se hizo cargo de todo adentro y afuera de la cancha fue el ya nombrado Licha López. También emergió Marcelo Díaz repartiendo pases y dándole un cachetazo futbolístico a los que ninguneaban al Chile bicampeón de América. De casi lo único rescatable del primer 0-3 con River por Libertadores nació la alta valoración al arquero Gabriel Arias que luego sería decisivo a lo largo del torneo. Pero a futuro el aporte más importante del campeón del torneo argentino es el que llegó al predio de Ezeiza con 2 nombres. Dicho lo de los 3 volantes jugando adelante del 5, esa centralización del juego se completaba con el adelantamiento de los laterales en un rol decisivo para el ataque del equipo. Ahí apareció a la derecha Renzo Saravia, de rendimiento destacado marcando a Neymar en el amistoso Argentina-Brasil del año pasado. El segundo futbolista con nivel de potencial convocable para la Copa América Brasil 2018 es Matías Zaracho que apareció en Primera y en la sub 20 de Ubeda jugando de carrilero derecho en un 4-4-2. Coudet vio en él virtudes que no estaban siendo aprovechadas y lo ubicó unos metros más adentro. Allí se convirtió en el futbolista del equipo que más pelotas recuperó en el campeonato y el que más asistencias dio.

Lo que en los números debió ser un desfile tuvo semanas de sufrimiento por el campañón de Defensa y Justicia de Sebastián Beccacece. Para aportarle algo de color a la definición del domingo pasado, cuando Matías Rojas empataba el Defensa-Unión en Varela, lo mismo hacía Lucas Rodríguez con el Tigre-Racing en Victoria. Al partido le quedaban segundos y un gol más de Tigre estiraba la definición al Racing-Defensa de la última fecha. Coudet ya había sido expulsado y saltaba dentro de sí mismo mientras trataba de mantener la calma por afuera, Lisandro López lloraba en al área y era abrazado por su compañero Nery Domínguez. La historia podría haber terminado donde empezó, en el arco que da a la calle Colón. Esta vez con Coudet y Racing pateando para el mismo lado, sin Bedoya ni Cervi en el medio. Pero no hará falta tanta épica, Racing recibirá a Defensa ya siendo campeón y de esa tribuna bajará lo que nació en la de enfrente para volverse hit: “y ya lo ve, ya lo ve, es el equipo de Coudet”.

Lucas Jiménez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s