El Míster

Los nombres son importantes, dice El Míster. Pero no los de adentro de la cancha, esos no importan. Un personaje tan incomprendido como mágico. Rescata esta leyenda del fútbol argentino, perdido en la mitología popular, Ariel Feller.

Los más memoriosos  afirmaban que en aquel paso por Independiente el tipo recién firmó contrato al enterarse del cambio de nombre de la calle Cordero por el de Ricardo Bochini.

Aseguraban algunos  que el tipo se decidió a agarrar como DT del Porve después de analizar la cancha y las tribunas, y no tanto por hacer lo mismo con los jugadores con los que contaba el plantel.

Lo cierto es que “el tipo” era nada menos que José Pérez, un tipo común un tanto fuera de lo común, que ganaría, más adelante, con Argentinos Juniors, la Copa Libertadores de América.

Su llegada a Gerli para hacerse cargo de enderezar el rumbo del equipo fue cubierta por algunos medios partidarios. En esa ocasión declaró  que en sus equipos los nombres  de los jugadores no son importantes, que los partidos aunque se jueguen dentro del campo de juego se ganan fuera de él, y otras cosas por el estilo. Sembrando así mil interrogantes. A razón de cien por barba, si se tiene en cuenta que la mini conferencia  fue presenciada por diez personas.

Ese día terminó bruscamente dicha informal rueda de prensa cuando le dijeron por sexta vez Director Técnico exclamando que  había pedido encarecidamente que lo llamaran Míster. De más está decir que la primera impresión que dejó en todos los allí presentes  fue la de un gallego loco y violento.

Pero a decir verdad, violento  fue el cambio en el equipo que pasó de estar en la lona a noquear. Contundente 5 a 0 en el primer match. Aguantó como pudo cuando le tocó atacar para el lado de las canchas de tenis pero fue una aplanadora cuando lo hizo para el lado de la tribuna de cemento.  Todos los goles vinieron por desbordes o remates desde la punta izquierda.

Si bien de visitante no tenía el mismo andar, de local el equipo no paraba de ganar. Marcadores de punta que no embocaban un puto centro  adentro de la cancha en el primer tiempo, al cambiar de lado y atacar hacia donde está el puente, anotaban hasta goles olímpicos pateando desde la esquina de la romántica tribuna de madera. Cuando se atacaba para el lado de la popular los cambios de frente eran constantes dejando así  inutilizable la banda derecha. “Hay que atacar por allá” era la orden. Así, el juego se volvió algo monótono y los resultados parecían digitados por alguien desde algún lugar. Todo lo que se originaba desde aquella punta tenía destino final de gol. El valor de la sorpresa, que es fundamental en cualquier juego, se había perdido. Se goleaba pero siempre de la misma manera,  y la gente empezó a aburrirse.

Un poco cansado por la crítica a su juego previsible, y otro poco tentado por la jugosa oferta de los dirigentes del bicho de La Paternal, dejó el mando del elenco blanquinegro. Antes de irse, como al pasar, le dijo al canchero: “Los nombres no son importantes salvo los de las tribunas o las canchas. Si nunca quitan ese cartel que dice Sector Garrafa Sánchez  hasta ese pibe alcanza pelotas los puede sacar campeón”.

Pérez, como era de esperar,  logró que los bichitos colorados  jueguen  un fútbol  vistoso. Y, como caía de maduro, campeonaron  casi sin sobresaltos.  Más tarde se marchó a trabajar en la liga española. Allí los éxitos nunca llegaron porque firmó contrato con equipos que sus canchas y tribunas tenían nombre de dirigentes,  fechas de fundación de los clubes o empresas chinas.

El resto de la historia es conocida. El Porve esa temporada se consagró campeón con un chico de 14 años como DT, un hecho único e irrepetible que se sigue contando hasta hoy en distintas partes del mundo. Incluso en Madrid, donde Pérez se quedó  a vivir y atiende feliz un almacén llamado “El Míster”.

Ariel Feller

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s