“Nosotras nos sentimos parte de algo que se está transformando”

Entrevista a Anuka Fuks y Ayelen Pujol realizada por Sebastián Tafuro, quien forma parte del blog La pelota siempre al 10. La charla se dio en la redacción abierta de Latfem en Hipólito Yrigoyen 971. La cobertura del Mundial en Francia, el estado del periodismo y la posibilidad de construir otro discurso frente al hegemónico son algunos de los temas que fueron surgiendo entre mate y mate.

¿Cuál es la idea principal que atraviesa el Taller? 
Anuka: La idea es explorar en principio el universo del fútbol, del periodismo, desde una mirada feminista, reflexionando justamente de qué hablamos cuando hablamos de una narrativa feminista. Vamos a analizar algunos medios, artículos, notas, vamos a ver películas, publicidades, vamos a escuchar algunos audios, recortes de programas de radio, pensando justamente como queremos contar el fútbol que venimos construyendo. Pensar como feministas cuales son también nuestras herramientas para narrar el fútbol. 
Yo pienso que el fútbol no sólo se construye dentro de la cancha, sino también afuera, que el fútbol tiene que ver con la manera en qué lo contamos. Nosotras crecimos leyendo a tipos como Fontanarrosa, Soriano, a Sacheri, más cerca a colegas como Andrés Burgo, como Alejandro Wall, y tambien me parece que está bueno empezar a pensar cuál es nuestra mirada, en qué punto nos encontramos cercanas, en qué punto nos alejamos, qué puntos podemos hacer una revisión histórica y crítica de algunos textos. 
Pienso en Hernán Casciari que hizo una autocrítica de sus textos mirando hacia atrás, diciendo “bueno, yo estas cosas no las volvería a escribir”, como cuál es el lugar que también ocupamos las mujeres, lesbianas, travestis, trans, bisexuales en la historia del fútbol. Me parece que Aye, por ejemplo, como autora, como periodista, como también futbolista, vino a hacer una reparación con su libro, como este año también pasó que publicó Gabriela Garton, Pelota de Papel 3 con varias autoras, Ley de Ventaja. Que también empiezan o por lo menos ponen sobre la mesa y en la memoria narrativa nuestras voces, y esta pluralidad de voces que construyen el relato, que no son uniformes, que tienen distintas texturas, que traen distintas historias, y me parece que el taller justamente propone esto, bucear y encontrarnos con estas historias y encontrar nuestras propias voces, que no son propias en el sentido individual sino en el sentido colectivo. 
Ayelén: A mí me parece que es un taller urgente. Como periodista y además como periodista deportiva, me parece que el periodismo deportivo viene muy atrás en todos los avances y las conquistas de derechos de diferentes espacios y en las miradas. Pienso en la política y la ley de cupos un poco intenta romper con la hegemonía de los varones. El periodismo deportivo, si haces el repaso, el 99% son varones, pero además lo más masivo está integrado por un tipo de varones, de compañeros, que sin quererlo o queriéndolo, reproducen toda esta cultura del aguante, en los grandes medios y también las formas, programas de televisión donde se discute a los gritos, donde se busca hacer un show todo con una mirada muy machista. 
En ese sentido creo, y como consumidora de ese tipo de programas desde siempre, que nuestra profesión viene muy atrás, que faltan voces de mujeres, que estaría buenísimo una ley de cupo. Por supuesto en un contexto en el que el gremio de prensa está completamente devastado, con 4500 despidos en estos últimos 4 años de gobierno, y también con una transformación de las dinámicas de los medios de comunicación, con el diario de papel que ya está prácticamente en extinción, pero sí que hay una mirada que viene muy atrás, y que sigue pasando, que de golpe se cubre una conferencia de prensa donde está Tevez, Angelici y Florencia Quiñones y a ella no se la nombra. 
Todo eso empieza a quedar en evidencia, creo que por parte de la sociedad hay una alarma que empieza a sonar, que en las redes cuando pasa algo ya se salta y quedas en offside. Sin embargo no veo una decisión de los medios de ampliar esta mirada y tampoco de los compañeros, salvo algunas excepciones. Sigue habiendo coberturas sexistas, y después también está bueno pensar cuales son las exigencias estéticas para los varones y para las mujeres que estamos o intentamos estar en los medios de comunicación. Yo siempre juego cuando hablamos de fútbol con la pregunta: ¿y si Maradona hubiera sido mujer? Ni hablar si hubiera sido trans, ¿qué hubiera pasado?. Sin agredir, pero hacer el ejercicio de esta exigencia estética: ¿y si Horacio Pagani hubiera sido mujer? ¿Marcelo Palacios? ¿Gastón Recondo? 
Que tienen que hacer las compañeras que están en la televisión y son periodistas deportivas para poder tener un espacio. Hay algo de la exigencia estética que es un trabajo aparte para ellas también y es algo que estaría bueno empezar a transformar o a mirar. 
Anuka: Además de que las periodistas feministas en los medios somos poquísimas.
Ayelén: Bueno, de hecho nosotras no tenemos laburo en los medios, cada una va construyendo espacios autogestivos, como la experiencia de FutFemProf. Periodistas hay, con perspectiva de género, feministas, el tema es qué lugares ocupan en los medios o qué posibilidades tenes de desarrollar otro tipo de coberturas. 

Retomando lo que planteaban, si tuvieran que pensar 3 acciones para decir “construyamos otro periodismo deportivo en Argentina”, ¿qué se les ocurre? 
Anuka: Para empezar creo que esos lugares de los que hablábamos los deberían ocupar periodistas feministas. 
Ayelén: Nosotras medio que tenemos armado un decálogo de qué hay que reconstruir o qué no hay que hacer para tener un periodismo deportivo de género. Me parece importante primero incorporar a la mujer como actora en todos los espacios, en el deporte también. Hoy en día podes hacer una nota incluso de un varón, “el mejor 9 del futbol argentino” o un análisis de Messi, un perfil, y las fuentes que incorporas, ¿tienen que seguir siendo todos varones? ¿Ya no está claro que hay un montón de compañeras que saben y pueden opinar? ¿Por qué no puede opinar de Messi Banini? 
No pasa como pasaba en la época de las Pioneras que estaban guardadas y escondidas en el subsuelo de la historia, ahora están. Si haces una nota de un 9, ¿por qué no puede opinar Betty García? Cómo lo ve, qué cualidades tiene, si sabe tanto de fútbol como el Tanque Rojas y estuvo y ocupó un lugar en la historia, jugó un mundial. Me parece que incorporar voces es una de las cuestiones. 
Anuka: Una de las cuestiones como básicas es corrernos de la mirada androcéntrica, poder despegarnos de eso y de que el saber legitimado está en los varones cis, blancos, heterosexuales. Después otra de las cosas era darle entidad de futbolistas, reconocer la identidad futbolística de quienes juegan al fútbol o de quienes participan del fútbol como entrenadoras o periodistas. Lo veíamos con Aye en varias coberturas donde a las jugadoras de la Selección le dicen las pibas, las chicas o las señoras en el caso de quienes jugaron el Mundial del 71. Y en el caso de los varones son los ídolos, el futbolista, el jugador, el histórico jugador, es la identidad como futbolista la que está en juego, el crear referencias de mujeres futbolistas, lesbianas, bisexuales, trans. 
Después bueno decíamos nombrar justamente, lo que no se nombra no existe, también darle esa existencia y nombrar eso que te decía Aye antes de la cobertura de la conferencia de prensa donde Florencia Quiñones no había sido nombrada, teníamos otro ejemplo de que el nombre de la jugadora no estaba (una de Gimnasia que había hecho un gol “maradoniano”, Guiñazú). 
Ayelén: O la Messi mendocina y no aparece su nombre en el título. Que nos pasa a veces a nosotras mismas, que colaborando con medios, les mandas la nota y los títulos los ponen editores varones y ponen títulos que no es el reflejo de la nota, que vos sí nombras a la jugadora y vale más la comparación. 
Anuka: Y yo creo que ahí esta bueno el trabajo, porque también me parece que es colectivo pensar un feminismo donde quepamos todes, que haya editores varones porque los hemos tenido durante el Mundial y ahora también en algunas colaboraciones, y en mi experiencia por lo menos fue de pregunta y repregunta “¿Anuka, esto está bien?”, observar o decir “che, malísimo que no pongas eso”, a veces cuando tenes la posibilidad de pedirlo, de observarlo y de que haya un intercambio, creo que así vamos construyendo otro relato del fútbol hegemónico al que estamos acostumbradas. Las comparaciones que sigue siendo una mirada androcentrista, la comparación con Pratto, con distintos jugadores varones, ésta juega como… 
Ayelén: O no contar como juega, hablar del trabajo que tiene. Vos ves la nota, la lees y no sabes de qué juega. Bueno, también es futbolista, dejar de contar la lucha de la futbolista, sino cómo es en la cancha, cómo juega, darle también esa entidad. Y no romantizar, porque hay una tendencia a romantizar el rol de la mujer, sobre todo por lo vinculado a la maternidad. 
Anuka: Está bueno empezar a complejizar eso porque existe, porque está, y teníamos varios ejemplos, a mí me había gustado particularmente una nota de Ayelén, donde contaba cómo era jugar al fútbol durante la semana evidenciando la doble o triple jornada laboral de algunas jugadoras. Que me parece que eso, y lo vimos en algunas publicidades, también se intenta problematizar. Que le saca todo este costado (la madre que todo lo puede), detrás de todo esto hay un derecho que se está vulnerando. 
AyelénNosotras nos sentimos parte de algo que se está transformando, hacemos el esfuerzo, nos formamos para tratar de ampliar esta mirada todo el tiempo, los encuentros son también para eso, ir entre nosotras juntando herramientas para hacer eso, no dar una clase, yo me siento arriba del escenario y te explico cómo es, cómo tenes que hacer y yo se lo que está bien y lo que está mal. 
Hoy nos reíamos porque yo hace un par de años subía con orgullo la foto de “te fuiste a la b por puto y cagón”, ¿entendes? Tampoco me voy a borrar porque me hago cargo de eso y tiene que ver con una forma de ver y analizar el fútbol, de reproducirlo. Después te das cuenta por qué lo hacías, que ya no va. 

Me diste el pie porque justo estaba pensando que hay dos ámbitos que se resisten notablemente a los cambios vinculados al feminismo. Lo que hablábamos del periodismo deportivo y las tribunas… ¿qué hacemos con las tribunas en estos tiempos? El otro día fui con mi hija a la cancha y la verdad es que como nunca me impactó escuchar lo que cantamos. 
AyelénTambién es interesante en este fútbol femenino que va creciendo qué lógicas del fútbol masculino penetran y se meten en un mundo que no las tenía. Vos antes ibas a ver un partido de las pibas y podías estar en cualquiera de las dos tribunas, podías ir a tomar mate con la camiseta de Boca a la tribuna de River, porque te sentís parte de una lucha, no es que las queres asesinar. Entonces se va viendo eso, juegan el Boca River en la Bombonera un martes a las 3 de la tarde, pero de golpe van hinchas y cantan canciones… hoy podes llegar a escuchar en un partido que va mucha gente y que va la hinchada o la barra porque el club la manda, cantando “pongan huevo”, no tiene nada que ver. Es interesante, yo creo que es un proceso que estamos viendo, no sé cómo va a terminar, si va a terminar igual, si no, sí está claro que ahora hay organización de mujeres, de hinchas, compañeras peleando para tener lugar en las comisiones directivas de los clubes y todo eso es un paraguas y es una propuesta para decir “hagamos algo distinto”
Anuka: Para mí todas las agrupaciones que se formaron en los clubes, hay todo un trabajo que vienen haciendo, hay una muy buena nota en LatFem de Julia Hang y de Merlina Pierini que habla justamente de esto, de cómo la cultura del aguante se relaciona con el fútbol femenino. Yo la última vez que fui a ver la final que era la UAI contra River me mandaron a jugar a la Play, porque les dije que no se a quien estaban pidiendo que pongan que era un varón de River, yo dije “che, juegan las pibas”, una señora se dio vuelta y me dijo “acá solo hinchas de la UAI, andate a jugar a la Play” y me empezaron a saltar todos y yo me quede como “guau, qué ámbito hostil”, no me lo vi venir… 
Me acuerdo que la primera vez que me causó como extrañeza estar como hincha en la tribuna fue un Vélez Colón en Santa Fe y dije “no quiero entrar a la cancha”. Se había inundado recién Santa Fe y cantaban “acá están, estos son los inundados de colón, no tienen ni colchón”, y yo pensaba que el estadio estaba al lado de los lugares que se habían inundado y le están cantando esto, es un desastre. 
Ayelén: Es eso, la evidencia como vos llevando a la cancha a tu hija a un partido de varones y viste, es un ambiente que expulsó a las mujeres, que expulsa a las mujeres, por esos códigos, por las canciones. 

Y me pasó, por eso a veces lo traigo a colación, porque estaba ahí en la cancha y se cantaba “no va a quedar ni una gallina viva, las vamos a matar”, me sentía incómodo y no quería que la cante ni que la aprenda. Me gustaría que el día de mañana pueda cantar otras canciones, que haya otro repertorio quizás. 
AyelénEmpieza a haber un cancionero feminista que se reparte cuando juega el fútbol femenino porque la barra no me imagino todavía cantando. Creo que va a costar mucho más, pero el fútbol va a ser de todes o no va a ser, se va armando, antes no teníamos ni canciones, ahora las tenemos, es paso a paso. 
Es una transformación que trasciende al fútbol, que tiene que ver con lo que pasa como sociedad, todavía el fútbol masculino no tiene ningún jugador que le haya contado al mundo que es homosexual, ¿qué pasaría acá con lo que representa el fútbol masculino en nuestra sociedad, con esto de que si te lesionas seguido sos “Lady Gaga” o “te fuiste a la B por puto y cagón”? Y eso me parece que sí, desde sectores por fuera del fútbol pero que hacen a la sociedad hay cuestiones de cambios culturales que se van sintiendo, la Ley de Identidad de Género, el Matrimonio Igualitario, todo eso nos va transformando en todo, en la cancha y también afuera.

PING PONG
¿Una periodista que no sea Anuka Fuks? 
Ayelén: Nombro a Ángela (Lerena) que es una referencia para mí. Puedo nombrar a Mónica Santino pero no trabajó tanto como periodista. Después tengo muchas compañeras más contemporáneas, porque a Ángela yo siento que es la que miraba. Cuando elegí estudiar periodismo deportivo ella ya trabajaba, es muy joven igual, tiene 44 años, yo tenia 18 y ella ya laburaba. Después tengo muchas compañeras mas contemporáneas sobre el camino, que creo que estamos en la misma, como Ile Manucci, como Anuka, como Dani Lichinizer, como Agus Vidal, como la China Grayani, como Melu Kaler, como Mica Cannataro. No me quiero olvidar de Viviana Vila. 
¿Una periodista que no sea Ayelén Pujol?
Anuka: Sumo a Delfina Corti que también es contemporánea, me tengo que sumar a lo que dice Aye, no tengo muchas más. Para federalizar te digo Marirro Varela que también viajo un montón a los Mundiales, Yesica Brumec que fue la que le hizo la pregunta incómoda a Sampaoli y AFA no la dejó preguntar más. 
¿Una jugadora de ayer y una de hoy?
Ayelén: Para mí Betty García. Y una de hoy, a mí me gusta muchísimo Camu Gómez Ares. 
Anuka: Yo voy a decir una de ayer, Teresa Suárez, la mejor 4 de la historia porque me representa. Y una contemporánea, por su referencia histórica y lucha y que hace los goles que yo no voy a poder hacer jamás, es Macarena Sánchez. 
¿Un lugar en el mundo?
Ayelén: Para mí esta ciudad. Sin dudas. 
Anuka: Yo también elijo este que es mi lugar. ¿Pero puedo decir donde haya río y montaña? 
¿Último libro que leyeron?
Ayelén: Leí el de Gaby (Garton, “Guerreras“) y leí “Juego, luego existo” (de Ezequiel Fernández Moores). Esos son los últimos, leí Ley de Ventaja también. 
Anuka: Yo leí – todavía lo estoy leyendo – “La Voz Sola” que es la historia de Ana María Martínez Sagi, una catalana que fue la primera mujer dirigenta del Barcelona, campeona de distintos deportes en España, anarquista, que estuvo en el frente de la Guerra Civil Española, que después se exilió a Francia, que fue además poeta y lesbiana y su historia había quedado olvidada. Una compañera de LatFem, Vanina, me pasó la historia de ella, una nota, y la empecé a buscar y me re contra obsesioné y justo mi papá estaba en España y le pedí que me trajera el libro. 
Ayelén: Lo que es estudiar comunicación, ¿viste? 
¿Última peli o serie que vieron?
Ayelén: Yo vi la de Maradona, el documental. Buenísimo. 
Anuka: La casa de las Flores. 
¿3 deseos para el 2020?
Anuka: Yo no te puedo decir que volvamos, porque ya volvimos. 
Ayelén: Creo que es que sigamos conquistando derechos, en todo sentido. Todos y todas. El trabajo está seguro entre los deseos. 
Anuka: Que sea ley. 
Ayelén: Que haya una directora técnica mujer en la Selección y una mujer a cargo del fútbol femenino en AFA. 
Para Ayelén Pujol, Anuka Fuks es… una gran compañera que nos conocimos trabajando esto, el deporte y el género, y por ahí nos leíamos antes pero no nos conocimos. Creo que fue el Mundial el que nos hizo profundizar la relación y entender que es como en el fútbol, cuando encontras sociedades que podes construir y queres jugar siempre en ese equipo, si están tal y tal y tal vos ya sabes cómo juegan, para dónde se mueven, para mí es una compañera de ese estilo, que podes jugar de memoria.
Para Anuka Fuks, Ayelén Pujol es… una gran numero 5 que ordena y distribuye el juego.

Sebastián Tafuro

Publicado en La pelota siempre al 10.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s