Alberto Pérez: “En los años de la dictadura esos 90 minutos en la cancha que íbamos a verlo a Diego era el regocijo que podíamos tener de libertad”

El año pasado realizamos una entrevista con el dueño de la primera casa de Diego Maradona, hoy re convertida en museo llamado La Casa de D10s. Además Alberto fue quien puso la firma del primer contrato de Diego en el Bicho de La Paternal y nos contó de aquellos daños disfrutando a Diego jugando en el barrio en un tiempo donde estuvo la muerte en el país.

Alberto Pérez es ex dirigente de Argentinos Juniors, abogado, titular de la cátedra “Daños en el deporte” de la Facultad de Derecho de la UBA y miembro de la Junta de Estudios Históricos de La Paternal y Villa Mitre que adquirieron la primer casa de Maradona en Villa Del Parque, casi Paternal. Hoy es un museo que se llama La Casa de D10s. Una vivienda ubicada en la calle Lascano 2257 que en el 78 la firmó Don Diego porque su hijo era menor de edad. Cuando firmas una propiedad tenes que poner ocupación, Don Diego Maradona puso “Obrero”.

-Contanos cómo adquirieron la casa

-La casa la recuperamos con un trabajo bastante arduo porque la propietaria la tenía alquilada a una fábrica de zapatos y no la quería vender. Hasta que se fue esta gente y ella intentó volver a alquilarla pero no pudo. Ahí aparecí yo en escena hace 8 o 9 años con el deseo de comprarla. Le dije “vendamela señora si hay un problema legal soy abogado y lo podemos solucionar”. Me dijo que sí que había un tema legal y se la compré igual. Así pudimos comprar la casa de Diego. Esa es la historia.

-¿Es la única casa-museo de un deportista en el país y en el mundo?

-Yo no conozco pero puede ser. Mucha gente que ha venido a la casa manifiesta que es un lugar que no es común en ningún otro lado. Más por lo sencillo o lo que se pudo rescatar. Hay montones de cosas que son réplicas. No nos olvidemos que estamos hablando del 78. Calcula los años hasta esa época y ahí vemos la diferencia en el tiempo. Te cuento un poquito. El año 77 yo era secretario del club y ahí Diego firma el primer contrato con Argentinos Juniors y yo lo firmó como secretario de acuerdo a los estatutos. El primer contrato profesional que tuvo Maradona fue ese. Hablamos del 77 y fijate que la casa la compra el club en el 78 y se la da a Diego como parte del contrato que él pedía. Ahora se disfraza un poco con lo que es una prima, un dinero adelantado por la cuota que gana como sueldo. En función de eso como prima el presidente le dio esa casa. Fijate la calidez de Diego que no tuvo reparo en buscar otro barrio porque si conoces la zona no es Belgrano R, ni Barrio Parque, es Paternal un barrio de gente trabajadora, muchísimos inmigrantes, casas bajas. Él sin embargo se quedó ahí y hasta hoy se quedaron las hermanas en Paternal que viven a la vuelta de aquella primera casa. En el 80 Diego se va a Devoto pero ya él era otra cosa también.

– Alberto hay que cambiar una reglamentación para que se corra el límite de Paternal de la calle Gavilán a Caracas porque la casa-museo queda en Villa del Parque.

-Esa punta es Villa del Parque pero sabes cómo lo arreglamos como abogado que soy y presidente de la Junta de Estudios Históricos del barrio Paternal/Villa Mitre porque la cancha tampoco está en Paternal, está en Villa General Mitre. Acá como dijiste bien vos cruzando Gavilan es Paternal, entonces le dije al presidente de la Junta de Villa del Parque te voy a poner los carteles cruzando Gavilan donde es Paternal con una flecha.

-¿Quisiera saber qué fue lo más desquiciado que ocurrió en esa casa-museo? Algo que vos viste y puedas decir que es lo más loco que pasó con alguna visita.

-Lo más loco que pasó en esa casa. Han venido embajadores, por ejemplo el de Kuwait. Justo un cómico amigo nuestro nos había pedido si podía venir con un cantante de tango a cantar en el patio de la casa. Íbamos a ser entre  8 y 13 nomas. Cuando estaba cantando este amigo maradoneano tocaron el timbre en la casa y era el embajador de Kuwait que quería recorrerla. Se enamoró tanto de la casa. Encima le gustaba también el tango así que estuvo desde las 4 de la tarde hasta las 7. A los días nos invitó a desayunar a la embajada, con un cariño enorme, y después editó un libro en árabe donde están las características de la casa, fotos de Diego y demás. Es una casa que a nosotros nos ha sorprendido muchísimo tenemos alrededor de 14 mil seguidores. Para que te des una idea nosotros todo lo que fue saliendo en el mundo con la imagen de Diego lo fuimos recuperándolo y archivándolo. Cualquier producto que tenga el nombre Maradona. Figuritas, vino, lo que se te ocurra. También lo gráfico, todas las revistas del mundo que aparecía Diego. Pero hay una realidad la gente lo que quiere es el lugar, ahí tiembla. Hay dos lugares emblemáticos. Primero la cocina que está toda decorada como cuando estaba Diego, ahí la mamá y el papá escucharon cuando salió campeón del mundo en Japón. Segundo la habitación donde vivía. Una pieza que permitía que Diego saliera por la ventana al baño que estaba en la terraza. Él vivía de esa forma. Esta casa es todo un acontecimiento más que nada para el barrio. Estamos hablando de un tiempo donde estuvo la muerte, Diego era la vida en esa época porque el año 76 sabemos qué empezó y qué le pasó al país. Esos 90 minutos en la cancha que íbamos a verlo era el regocijo que podíamos tener de libertad.

-¿Cómo era verlo y tratarlo a Diego en el 76/77?

-No había problemas con Diego para tratarlo, ni yo ni ninguno tuvimos ningún problema con él. Vos fijate que estando en Argentinos sufre una injusticia cuando lo sacan de la selección en el 78 que Menotti a pedido del almirante Lacoste que pide por un jugador de River, lo obliga a sacarlo a Diego. César dijo que Maradona todavía no estaba formado en su plenitud. Tremendo error. Había salido goleador ese año y todos los años en Argentinos, menos el primero del 77. Entonces ahí tuvimos un golpe nosotros pero por otro lado si vos los pensas ese es el mundial de la muerte y Diego no lo jugó.

-En aquellos años Argentinos Juniors tenía un socio que no era uno más, hablo del general y genocida Pajarito Suarez Mason ¿Qué rol ejercía en el día a día del club y qué rol jugó para que Maradona se quede jugando en Argentina un tiempo más y no se vea vendido rápidamente?

-Se acercó al club y logró porque era el presidente de Austral, que era una aerolínea intervenida por los militares, que hiciera propaganda a Argentinos en la camiseta. Si ustedes ven camisetas de esa época de Diego está la publicidad de Austral. Osea Suarez Mason fue el que hizo ese aporte, como otros más, para que Maradona se mantuviera en el club. Son esos milagros que pasan de por qué Diego se mantuvo en Argentinos Juniors, dios lo sabrá. Vos fijate que fue en el club que más tiempo jugó y en el que más goles hizo y era un club chico Argentinos. Esas son situaciones que para los que somos del Bicho y hemos nacido en el club nos llena de una enorme satisfacción. Yo te devuelvo una pregunta, ¿Diego sino hubiera venido a Argentinos Juniors hubiera sido Diego Maradona? Y bueno eso no lo sabemos pero todo el cariño que tuvo hizo que cuando todavía era un chico y lo vino a buscar River el padre le dijo a Francis que era el técnico de Diego, “vino River” y Cornejo le respondió “Don Diego haga lo que usted quiera pero fijese que acá es Diego y en River es uno más”. Situación diferente a la de jugadores posteriores que eran menos que Maradona y se fueron del club por dos pesos o por una cifra mayor. Diego y sus padres que eran carenciados ese toque moral nunca lo perdieron.

-¿Diego volvió desde que es museo a la casa?

-No, Diego no vino. Las hermanas vienen. Hay que entenderlo cómo está hoy. Él va a venir cuando quiera pero no sé si está en su plenitud física con todos los problemas que tuvo. Tenes que ser Superman para vivir como vive Diego y estar dirigiendo a un equipo como ahora. Pero lo más importante no es que venga Diego sino que estamos felices por lo que significa al barrio y su trascendencia a nivel mundial. Sobre todo mi generación que ahora recordamos una época muy triste con alegría. Porque ahora la podemos manejar, vivimos en democracia, se vota. En esa época nadie soñaba lo que podía pasar después.

-Alberto en una entrevista tu hijo César, que maneja con vos el Museo, contó una anécdota con el ex jugador del Barcelona Gudjhonsen que le hiciste la visita vos pero no sabías quien era.

-Sí no sabía quien era. Cuando se iba me dice “yo jugué con Messi”. Te cuento algo que pasó también. Diego debuta en octubre del 76 y después no juega muchos partidos pero hace dos goles, ese Argentinos no peleaba campeonatos. Pero en enero yo soy el presidente de la delegación que viaja a Tandil a hacer pretemporada. Estuve 15 días conviviendo con Diego y con todo el plantel. Como agradecimiento al dueño del hotel (que ya no existe) le dejamos un banderín firmado por todos los jugadores, entre ellos Maradona. Un día me llama de Tandil un cartonero que había encontrado un banderín, que quería venderlo y tenía la firma de Diego. Es muy común que la gente llame y diga que tiene algo con la firma de Maradona pero eso hay que probarlo. Pero eso me llamó la atención porque me acordaba de ese banderín que le habíamos dado nosotros al hotelero que fue uno de los primeros que firmó Diego y hoy está en la casa-museo. Así que me agarró una emoción enorme cuando me lo trajeron y está mi firma, cuando la vi dije qué increíble. Las cosas que pasan. Todo lo que es el fenómeno Diego, lo que nos ha hecho vivir.

-¿Tuviste la oportunidad de visitar la ex ESMA y qué significa para vos este lugar desde donde estamos haciendo el programa de radio?

-No conozco la ESMA porque muchas veces quise ir y después no podía. Era muy complicado. Yo empecé mi carrera universitaria hace mucho, tengo 68 años y desde los 22 que soy abogado y profesor por concurso. Fui adjunto en mi primera materia de un radical revolucionario que fue Mario Abel Amaya que junto a Solari Yrigoyen eran los que representaban a la provincia de Trelew. Uno como senador y el otro como diputado. Solari sufrió un ataque por la triple A que no lo mató pero le lastimó las piernas y Amaya estuvo el 22 de agosto en Trelew haciendo de nexo como abogado en esa entrega de los que no se pudieron ir a Chile. Cuando vino el golpe lo secuestraron y por la gran presión que hubo de Estados Unidos lo tuvieron que dejar en libertad relativamente porque murió torturado en Villa Devoto. Para decirte algo de esa época. A mí siempre me gustó y fui un enamorado del deporte. Siempre dije que el deporte me salvó la vida porque uno cuando tiene esa edad 18, 19 años lo que hace es si tiene inquietudes, las desarrolla, sea en la política o en otra área. Yo desarrollé el deporte sino no sé si estarías hablando conmigo hoy.

PD: Entrevista realizada en nuestro programa de radio el 4 de noviembre del 2019. https://radiocut.fm/audiocut/entrevista-con-alberto-perez/

Si querés colaborar con nosotros podés hacerlo con estas tres opciones:

  • $100
  • $200
  • O una suscripción mensual de $150
  • También te podés suscribir a pase al pie, nuestro newsletter semanal completando este formulario.

¡Suscripción recibida!

Por favor, revisa tu correo electrónico para confirmar la suscripción a tu boletín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s