Hoy se cumplen 20 años del regreso de Sui Generis con el recital en La Bombonera. Mismo estadio donde Charly García había estado en la vuelta de Maradona a Boca en el 95. En el festejo de la noche surgió la recordada frase “te espero en Segurola y Habana”. Repasamos la amistad entre los dos genios y otros recitales del músico en estadios de fútbol y básquet. Escribe Lucas Jiménez.

Alguna vez tuve una charla casi artística con Diego. Le pregunté ¿si el gol a los ingleses fuera una pintura, una obra, que nombre le pondrías? Él me respondiófui al arco y esquivé patadas”

Charly García
Podcast sobre la relación entre Diego y Charly

Un escenario vacío

A 25 años de su separación Sui Géneris volvía a los escenarios. El show de regreso sería el 7 de diciembre en La Bombonera. «Elegimos Boca porque suena bien y porque tenía ganas de tocar ahí. Era Boca o nada», aseguró Charly García en rueda de prensa defendiendo la elección del estadio para la vuelta. Además prometió «llevar a Maradona para que cante un tema con la camiseta de River”.

Pero Diego por esos días estaba en guerra con la FIFA que había lanzando una encuesta en su página de internet para elegir al Jugador del Siglo y la ganó el argentino con el 56% de los votos. Pero la FIFA desechó esos resultados alegando que la mayoría de los votantes fueron jóvenes que no tuvieron la posibilidad de ver jugar tanto a Pelé como a Di Stéfano. Por eso decidió premiar como al mejor jugador de cada época a los tres que más votos recibieron: a Di Stéfano en los años ‘50, a Pelé en los ‘60 y a Maradona en los ’80. Según FIFA consultó a su Comisión de Fútbol, integrada en su mayoría por ex jugadores internacionales, y en esa votación ganó Pelé con el 72%.

Hasta el presidente Fernando de la Rúa tomó partido en la discusión, al calificar “como un nuevo acto de discriminación” de la FIFA la decisión de entregar el premio compartido. Por las calles de Buenos Aires aparecieron afiches con la frase “Maldita FIFA”. Por más que amagó con no ir a la Gala Anual de la FIFA donde iban a entregar el premio, al final Maradona fue el 11 de diciembre del 2000 a Roma. “Diego decidió que había que ir, fundamentalmente para no defraudar a la gente que le votó como el mejor futbolista de todos los tiempos”, reveló su por entonces representante Guillermo Cóppola.

Por eso no pudo estar en el recital de Sui Generis en La Bombonera. Pero 5 años después saldó la deuda con Charly y lo invitó a su programa La Noche del 10. «Charly sos mi genio eterno”, le escribió Diego en una pizarra. La relación de amistad entre los genios estuvo marcada por los apoyos en momentos difíciles. En agosto de este año en plena cuarentena Charly le mandó una carta a Diego en un momento que se hablaba que estaba complicado de salud. “Querido amigo: yo pasé por internaciones en las que gasté dos o tres años de mi vida, en clínicas, escuchando a psicólogos que niegan a “gente diferente”. Es imposible que entiendan a “gente diferente”. Te doy un consejo: seguirlos es una absurda estupidez y recordá que sos un genio y que todos te aman. Contá conmigo. Charly.”.

En 1994 después del doping de Diego en el mundial de los Estados Unidos. Argentina pierde los dos partidos y es eliminado de la Copa del Mundo. Después del encuentro con Rumania Charly llamó a Diego y le cantó en vivo «Maradona blues», una canción que compuso con Claudio Gabis para él. Diego lloró cuando la escuchó. Charly contó cómo surgió esta canción en la película “Amando a Maradona”: “Estaba en Madrid y cuando iba para el estudio en el taxi me enteré que Diego quedó afuera del mundial y me agarré un bajón. Me quería matar, así directamente. Llegué al estudio y estaba grabando un disco Claudio Gabis y todos estábamos así. Ahí dije ´loco Maradona Blues´. No hubo que hablar nada, ni componerlo. Salió así. Maradona Blues es un estado.”

El 23 de octubre de 1994 en Canal 13, en el programa 3.60 que conducía Julián Weich le festejaron el cumpleaños a Charly y estuvo como invitado Maradona. Ahí García le tocó Maradona Blues con el Diego sentado al lado sonriendo y afirmando con la cabeza la parte que dice “Un accidente no es pecado, y no es pecado estar así”. Pocos meses después del me cortaron las piernas de EE.UU 94 sonaba muy emotivo el “No sé qué droga te arenga más que yo, pero esta lluvia no pasó. Estoy llorando aquí por vos.”

Un televisor inútil, eléctrica compañía

Octubre de 1995. Maradona volvía a La Bombonera como futbolista de Boca. Charly fue a ver el partido contra Colón y se perdió en los pasillos de La Bombonera como si estuviera haciendo una combinación de subte por primera vez y terminó saliendo directo a la cancha. Estaba toda La Bombonera explotada esperando a Diego en su vuelta como jugador de Boca después de 14 años y apareció Charly García caminando por el césped.

En cuarentena se repitió un especial por los 20 años de Fútbol de Primera donde se muestran las imágenes de la noche posterior al partido contra Colón del festejo por la vuelta de Diego en el Soul Café, un emprendimiento gastronómico que inauguraba el Zorrito Von Quintiero. En las imágenes se ve que está Charly, Maradona, Claudia Villafañe y atrás aparece Tití Fernández.

“Nosotros tuvimos que ir a cubrir al hotel donde concentraba Boca cómo amanecía Diego en el día que volvía al club después de mucho tiempo. Ahí descubrimos que se había pintado una franja amarilla. Estando ahí se me ocurrió preguntarle si nos dejaba meter una cámara al Ruso Ramenzoni y a mí. No un favor para Fútbol de Primera sino para nosotros que profesionalmente nos vendría muy bien si nos permitía estar un ratito en vivo durante la fiesta de su vuelta a Boca. Y como siempre Diego muy generoso en ese sentido nos dijo que sí, que nos dejaba 10 minutos. Fuimos, armamos un móvil. En el canal y en Torneos estaba todo el mundo enloquecido por lo que habíamos conseguido porque además les salía gratis. Al final en vez de 10 minutos fueron 2 horas y pico de programa. Se hizo prácticamente todo Fútbol de Primera desde el Soul Café gracias a Diego que nos permitió estar allí durante toda la reunión”, nos contó el mismo Tití a Lástima a Nadie, Maestro.

A Miguel Fernández y Eduardo Ramenzoni en México 86 los jugadores de la selección argentina los tomaron como cábala. Tití viajó al mundial enviado por Radio Argentina que era la emisora donde relataba Víctor Hugo Morales. “Los jugadores se bajaban del colectivo, en el estacionamiento del Azteca, y nos buscaban al Ruso Ramenzoni y a mí para que les hiciéramos entrevistas. Un par de horas antes del debut, con el Ruso les hicimos notas a Maradona, Giusti, Brown y Batista. Como Argentina ganó, los mismos jugadores empezaron a buscarnos para los próximos partidos”, recuerda Fernández en el libro El Partido de Andrés Burgo.

“Hubo un partido en el que el portón que daba al vestuario estaba cerrado, y Maradona empezó a preguntar: “Ruso, Tití, ¿dónde están?”. No querían salir a la cancha hasta que les hiciéramos las notas”, cuenta Eduardo Ramenzoni en la misma crónica del partido Argentina-Inglaterra. Maradona en su libro “México 86. Así ganamos la copa. Mi mundial. Mi verdad” certifica que tanto el Ruso como Tití eran cábalas del equipo.

Una flor cuidando mi pasado

Maradona salta mirando la repetición de un partido que él jugó a la tarde. Lleva puesta una remera blanca con su imagen y la de Caniggia. «Mis padres tenían una pyme de pelotas deportivas que, como consecuencia de la apertura de importaciones, se estaba fundiendo. Mi viejo decide hacer una camiseta con los colores de Boca y la imagen de Caniggia y Maradona. Obviamente la remera se empezó a vender como pan caliente y mi viejo, que, como les dije, se estaba fundiendo, pudo empezar a remontar la pyme que duró varias décadas más», contó Alejandro Calabria en Twitter.

El tema fue que Claudia se enteró de estas camisetas y llamó a la pyme familiar para decirle que estaban usando la imagen de su marido sin tener los derechos y se podían comer un juicio millonario. Al final Claudia solo le pidió que done unas pelotas con cascabel para una institución de personas no videntes que ella amadrinaba. “Mi padre cerró trato. Estaba chocho y donó el doble de pelotas que habían acordado. Ah, ella le pidió un par de camisetas de regalo.”

Diego y Claudia, que estaba a su izquierda, usaron esa camiseta la noche del 7 de octubre del 95. A la derecha del Diez estaba Charly. “Diego tenía admiración por Charly y viceversa. De hecho ese día el Zorrito Von Quintiero, que tenía llegada a los dirigentes de Boca porque estaba casado con una hermana de la señora de Macri, y tocaba con Charly lo llevó a la cancha que estaba repleta de gente. Charly no entendía nada. A la noche yo le pregunté cómo había vivido ese momento y me respondió cualquier fruta. Pero es Charly y estaba sentado al lado de Diego porque se querían”, nos contó Tití Fernández a LANM

En las fotos de la noche se lo ve a Charly medio festejando el gol de Scotto que le dio el triunfo a Boca aunque es hincha de River. Por ejemplo estuvo en el estadio Monumental el 23 de junio de 1968, el día de la tragedia de la puerta 12 cuando decenas de personas murieron aplastadas tras un superclásico contra Boca. “Yo era de los que entraba (gratis) en el segundo tiempo, cuando ya nos dejaban pasar. Ese día un amigo y yo nos metimos por la puerta doce y vimos que estábamos entre los hinchas de Boca, por lo que nos movimos para estar con la gente de River. Nunca voy a olvidar el espanto, porque nos quedamos unos minutos más para evitar el congestionamiento y vimos cómo empezaban a sacar muertos de la cancha”.

Ese día otro que vio de cerca la tragedia porque estuvo en la popular de Boca fue Claudio “el Turco” García que era jugador de Colón el día de la vuelta de Diego al xeneixe. En el Sabalero también fueron titulares dos futbolistas que luego pasarían a Boca: Hugo Benjamín Ibarra y Julio César Toresani. Este último en el festejo de la noche fue motivo de una pregunta de Tití Fernández y una respuesta histórica de Diego. “Yo ya había hablado en la cancha con él después del partido porque Toresani lo había acusado que a él no lo echó el árbitro sino Maradona. A la noche obviamente le dije ´mirá te acusó Toresani´. Ahí saltó con ´son todos guapitos de pico pero después no te duran un minuto. Decile a Toresani que yo lo espero en Habana 4310, Segurola y Habana. No me dura ni un round´” recordó el periodista para Lástima a Nadie, Maestro.

Pero cómo las historias maradoneanas son telarañas donde cada parte se une con otra. Toresani al poco tiempo pasó a Boca y fueron compañeros con Diego. De hecho fue el jugador que metió el gol del empate contra River en el Monumental en el último partido de Maradona como futbolista profesional. El Huevo definió con la cara externa del pie con mucha calidad, tras un gran pase de Latorre. «Burgos me conoce demasiado y yo sé que achica muy bien los espacios. Entonces la tuve que picar. Me transformé en Maradona», declaró Julio César post partido.

El Millonario iba ganando 1 a 0 con gol de la Bruja Berti en el primer tiempo. En el entretiempo el técnico de Boca el Bambino Veira mete dos cambios. Saca al lateral derecho Nelson Vivas para poner a Claudio Paul Caniggia, por lo que Boca arma una línea de 3 y Toresani pasa a jugar de lateral-volante. La segunda variante es justamente la última salida del Maradona futbolista para que ingrese un volante que usaba la 20 y tenía 19 años: Juan Román Riquelme.

Una prisión que no es mía

Año 1982. Estadio de Ferro. Charly García presentaba su disco Yendo de la cama al living. Fue el primer recital de rock argentino en un estadio de fútbol, anticipó la recuperación de la democracia. En ese show participó Mercedes Sosa, fue un paso decisivo para romper los prejuicios que mantenían separados al rock nacional y el folclore. Juntos arriba del escenario hicieron la canción Inconsciente colectivo. Años después grabarían una versión de estudio de esa canción junto a Milton de Nascimento.

Año 1980. Charly García en Serú Girán y Luis Alberto Spinetta empezando con Spinetta Jade. Parte de la prensa fogoneaba una supuesta rivalidad. A Andrés Cascioli, director de la revista Hurra, se le ocurrió sacar un número con el título: “¿El rock es un partido de fútbol?”. En sus líneas se trató de diferenciar sus estilos musicales y a los seguidores de cada uno. Los dos artistas aparecieron dibujados adentro de la revista: Spinetta con la de River y Charly con la de Boca (recordemos que los dos son hinchas de River). La publicación levantó polémica entre los lectores y también en los músicos que decidieron responder con un show en conjunto.

Se realizaron 4 recitales en septiembre de 1980 en el Estadio de Obras, ante 20 mil personas. Todos los shows arrancaron con Spinetta tocando los primeros acordes de «Que ves el cielo», de Invisible incluida en El jardín de los presentes y al toque se une Charly tocando el piano y las dos voces juntas cantan el tema. La segunda canción fue una emotiva versión de Spinetta del tema de Sui Generis «Cuando me empiece a quedar solo». La crónica de la cobertura del show de la revista Hurra se tituló show: “Cuando todos pateamos hacia el mismo arco”. 

Serú Girán y Spinetta Jade jugando al fútbol

Un millón de manos que me aplauden

Año 2000. 7 de diciembre. 25 años después de los shows despedida en el Luna Park vuelve Sui Generis. “Los mitos no regresan, permanecen”, firma una bandera estirada en el campo. El show está anunciado a las 22 pero son casi las 23 y nada. De repente se apagan las luces y como de otra galaxia llega el sonido de García tocando el piano. Parece el final de una película. Una bengala ilumina la punta de la pasarela que nace en el escenario y se mete en las entrañas del campo. Se ve una persona parada frente a un micrófono. La luz lo ilumina. Es Nito Mestre que mueve las manos como si dirigiera una orquesta. Charly maneja los climas con sus dedos como si tuviera el control de un aire acondicionado en la mano. Nito canta las primeras estrofas de “Cuando ya me empiece a quedar solo”.

«Nunca me voy a olvidar de nuestras charlas. Siempre me alucinó tu humildad y tu capacidad de ver las jugadas antes que todos. Espero que estés en el club de los 27 con Kurt Cobain, Brian Jones y gente buena. Espérame ahí… Invita la casa. No te equivoques con el paraíso. Rock and roll fierita!!!. Say no more. I Love you”

Charly García-Carta despedida a Diego Armando Maradona

Lucas Jiménez

Si querés colaborar con nosotros podés hacerlo con estas tres opciones:

También te podés suscribir a Pase al Pie, nuestro newsletter semanal completando este formulario:

¡Suscripción recibida!

Por favor, revisa tu correo electrónico para confirmar la suscripción a tu boletín.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s