Ayer cumplió 24 años Lautaro Martínez que junto a Rodrigo De Paul son dos jugadores de selección y campeones de América que surgieron del Predio Tita Mattiussi de Racing. Un repaso por sus inicios en La Academia y la importancia de que los clubes inviertan en sus divisiones inferiores. Escribe Julián Quintero.

Rodrigo De Paul y Lautaro Martínez han sido importantes en la obtención de la Copa América con la Selección Argentina en el Maracaná. Junto con Juan Musso, los tres jugadores surgieron del Predio Tita Mattiussi con el que tienen una vinculación muy importante que va más allá de lo económico y lo futbolístico.

El nuevo volante del Atlético de Madrid llegó al club con edad de infantiles, se probó y quedó en Racing. A partir de ahí, su camino desde novena hasta primera se dio en el predio que la Academia tiene en Pitágoras y Spurr (Sarandí) hasta su debut en primera en un amistoso de verano en 2013 frente a River Plate, en donde su equipo se impuso 2-1. Un año después, fue vendido al Valencia en 4,7 millones de euros.

“Ahora el Tita tiene como 70 canchas, antes había dos canchas. La diferencia es abismal, hay canchas de sintético, hacen hockey, nosotros a veces no teníamos ropa y ahora tienen todo”, manifestó en una entrevista con Arroban en junio de 2017. Ahí, De Paul manifestó el crecimiento, no solo de un lugar, sino de un proyecto de base.

La inversión en un predio para el trabajo en inferiores por parte de un club es vital para el desarrollo de las juveniles, su formación y su adaptación a la primera división. Esa inversión en dinero, no requiere solo grandes fortunas, sino también estar en estos detalles de los que Rodri se acuerda: tener ropa adecuada, gente a disposición, colaboradores, etcétera.

Y es que el mediocampista tuvo la oportunidad de ver esa jerarquización de un club que antes hacía debutar juveniles para salvarlos del descenso y hoy los hace para que les den un título en la máximo categoría. Vio todo, desde el peor de los estados del club en este siglo y con su retorno en 2016, ya vio el efecto Milito en la institución que lo hizo crecer mucho.

Distinto, pero no tanto es el camino de Lautaro Martínez, que se formó futbolísticamente en Liniers de Bahía Blanca y que llegó con edad de Quinta División a Racing, pero que tardó muy poco en adaptarse y en convertirse en goleador del club, convirtiendo 50 tantos en la misma cantidad de partidos, lo que valió su pasaje a Reserva, la disputa del Torneo de L’Alcudia con la Selección Argentina y el interés de equipos como el Atlético de Madrid, Real Madrid y Barcelona.

“Fue difícil traerlo porque había tenido una mala experiencia cuando lo habían traído a Boca y San Lorenzo, y la mamá no quería que se fuera, así que yo le dije que me lo iba a llevar cuando él estuviera preparado. Al tiempo me llamó el papá, que Lautaro tenía ganas de venirse”, afirmó hace algunos años Alberto Yaqué, hoy representante del jugador, en una entrevista con la ex 94.7.

En ese camino se cruzaron dos clubes: Vélez o Racing, ¿Cuál fue el diferencial? En este caso, el componente humano, por la presencia de Jorge Cordón como entrenador de una categoría del club y el conocimiento del representante sobre su trabajo, pero, además, y según las palabras de quien lo representa, la Academia ofreció un poco más y lo convenció.

Pero Lautaro también formó parte de un área importante del club: Casa Tita. Claro, el delantero llegó desde Bahía Blanca y debió quedarse en el lugar que aloja a juveniles que vienen desde el interior y el exterior para formarse en la Academia, eso lo convierte aún más en un Toro, porque debió dejar familia, amigos y seres queridos para cumplir su sueño de ser futbolista.

Rodrigo De Paul y Lautaro Martínez son dos de los ejemplos de que ‘poner guita’ en las divisiones inferiores, no se trata de un gasto, sino que de una inversión a corto, mediano y largo plazo. No solo eso, sino que establecer un proyecto integral y formador para un jugador desde infantiles hasta es de vital importancia para el desarrollo del fútbol argentino, porque hoy no solo lo disfrutan los hinchas de Racing, sino que Rodrigo y Lautaro, le dieron una alegría a millones de argentinos.

Julián Quintero

Twitter: @soyjuliquintero

Nota publicada originalmente en La Pelota Siempre al 10

Lástima a nadie, maestro necesita tu ayuda para seguir existiendo, suscribite por $200.

También te podés anotar en Pase al Pie, nuestro newsletter semanal completando este formulario:

¡Suscripción recibida!

Por favor, revisa tu correo electrónico para confirmar la suscripción a tu boletín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s