A dos fechas del final del Campeonato Femenino YPF, se abrió la discusión sobre el uso de los estadios por parte de las jugadoras. Muchos clubes le dieron el espacio que merecen a sus equipos femeninos, otros aun están en deuda. Escribe Carla Mileo.

Restan dos fechas del Campeonato Femenino YPF y en esta ocasión el asunto que toma protagonismo es, otra vez, la decisión de los clubes sobre la apertura de los estadios principales para ser utilizados por sus futbolistas. 

Los equipos que abrieron sus estadios durante todo el torneo fueron: UAI Urquiza, El Porvenir, Excursionistas, Rosario Central, Deportivo Español y SAT, seguidos por Villa San Carlos y Defensores de Belgrano que sólo no lo abrieron en una ocasión por el sembrado del campo de juego y por Estudiantes, que no lo hizo en 2 oportunidades. En total son 9 equipos de 21 que componen la primera división. 

Hasta el momento, son 4 los clubes que no abrieron las puertas grandes para sus jugadoras en lo que va del año: Boca Juniors, Lanús, Comunicaciones y San Lorenzo. Este último, el más expuesto esta vez, ya que no lo hará ni para el clásico ante Huracán por la fecha 20, partido que es elegido por los clubes como la excepción a la regla por su atractivo y su importancia histórica. Además de no abrir su estadio (como se dijo/se prometió), la elección del horario es la más inoportuna para atraer al público: lunes, 11 de la mañana.

De todas maneras, este año hubo ocasiones que celebramos: River habilitó por primera vez en la historia el Monumental, para el superclásico en la fecha 5, aunque la decisión fue disputarlo a puertas cerradas. La otra, tuvo a como protagonista a Estudiantes de La Plata que, aunque no fue la primera vez sí lo fue desde el profesionalismo y la vuelta a UNO, sus jugadoras recibieron a River por la fecha 6 en el Jorge Luis Hirschi. 

En la fecha nro 20, la anteúltima, se juegan 8 de los 10 partidos en los estadios correspondientes. ¿Cuáles no? River, que recibe en el River Camp a Excursionistas el sábado. La primera división masculina juega el miércoles y no lo vuelve a hacer hasta el fin de semana próximo. El otro es el ya mencionado San Lorenzo – Huracán, que en contraposición a la situación actual, supo ser partido preliminar a un encuentro del fútbol masculino en marzo de 2019. Aquel año además de ser el clásico, la fecha fue cercana al Día Internacional de la Mujer Trabajadora, es decir, el día de cumplir con el cupo femenino.

En la fecha nro 21, Boca tiene la chance de no quedarse atrás en la historia. Podría jugar una “final” ante UAI si gana su partido de la fecha 20 que va a disputar con parcialidad local y visitante ante Defensores de Belgrano en el Estadio Juan Pasquale. Misma situación para Comunicaciones que se encuentra peleando la permanencia en la máxima categoría del fútbol argentino y recibirá a Independiente para cerrar el torneo.

Los otros clubes locales serán: Racing,  que abrió el Cilindro sólo en la fecha 12; Ferro, que lo hizo en la fecha 2, el 8 de marzo; Lanús, que no habilitó la Fortaleza en todo el torneo y pasó de la auxiliar al predio; Huracán, que abrió el Ducó en las fechas 11 y 13; Platense, que lo hizo todo el torneo pasado, pero en este año sólo 5 veces; el ya mencionado Estudiantes de La Plata; y los celebrados Excursionistas y Estudiantes.

Las excusas pasan por todos lados, pero son sólo eso; excusas sin fundamentos ni certezas. Rosario Central fue el ejemplo más claro de que tanto el fútbol masculino como el fútbol femenino pueden utilizar su estadio principal sin ocasionar un daño irreparable al terreno de juego.

La instalada idea de que abrir los estadios genera pérdida, es relativa. Los gastos de apertura de un estadio sin público son similares a los gastos que conlleva habilitar un partido en un predio: policías, bomberos, ambulancia y habilitación (apertura y cierre) aplican el mismo método sin importar el espacio. En comparación a la apertura para el fútbol masculino, el gasto del femenino es menor, ya que no se habilita el estadio completo y, por lo tanto, el operativo de seguridad es más chico. Quienes deciden costearlo, tienen la posibilidad de habilitar un sector y vender entradas. El ejemplo se dará este sábado, con la venta de entradas para público visitante en Defensores de Belgrano y la venta que habitualmente realiza Gimnasia y Esgrima La Plata para poder abrir las puertas del Bosque. El precio es de $500 y la convocatoria suele cubrir el gasto completo. No, no hay números en rojo si hay gestión.

Si las jugadoras no están acostumbradas a las dimensiones del campo de juego de un estadio, 3 años después de la semi profesionalización de la disciplina tal vez sea el momento de que sean vistas y tratadas como futbolistas y utilicen los espacios de entrenamiento que corresponden. Quienes utilizan sus estadios como norma, programan entrenamientos en la semana en los propios estadios y realizan las pretemporadas con jornadas en los mismos.

Las Gladiadoras que peleando el torneo y llenando el predio de Casa Amarilla siguen sin chances de jugar en La Bombonera.

Sin lugar a dudas la profesionalización del fútbol femenino en nuestro país avanza, se han incorporado competencias en divisiones inferiores, se ha sumado la disciplina a muchos clubes a lo largo y ancho de la Argentina, se creó y disputó por primera vez la Copa Federal, se exigen contratos profesionales en la primera división y se sostiene formalmente la competencia de primera división A, B y C. Pero la visibilización es una pieza fundamental para seguir creciendo y la apertura de los estadios juega el papel más importante ahí. La pregunta es ¿A quiénes les molesta que sus jugadoras, que visten su camiseta, que habitan sus clubes y que los representan, utilicen sus estadios? ¿Por qué?

Horarios a veces inexplicables, predios en malas condiciones que ponen en riesgo a las jugadoras y a lxs trabajadorxs de la disciplina, decisiones a último momento y demás muestras del desinterés por ayudar al desarrollo del fútbol femenino exponen a los clubes y dirigencias que eligen darle la espalda a sus futbolistas. Porque al final, todo resulta en la decisión y la voluntad política de sostener proyectos. Y si no la quieren ver, que se mejoren.  

Carla Mileo
Twitter: @_carlamileo 

Lástima a nadie necesita suscriptores para seguir existiendo, ayudanos acá

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s