La historia de la primera mujer de integrar la mesa directiva de la Liga Mendocina de fútbol. Cómo puso de pie al equipo de Luján de Cuyo que estaba casi abandonado y su trabajo en la Comisión de Asesoramiento y Asistencia para ayudar a todos los clubes de la provincia. Escribe Federico Abbiati.

Un baldío desierto con una pared sostenida por un palo de construcción, la escalera del sector de ingreso principal abandonada, la tribuna del sector sur cerrada e inhabilitada porque estaba a punto de desmoronarse, las butacas de los bancos de suplentes destrozadas, el campo de juego convertido en un potrero por la falta de agua y el único baño del estadio (el de la platea) inhabilitado. Ah! Un solo socio activo.

En enero de 2020, cuando la contadora Andrea Fabiana Landi asumió la presidencia, ese era el panorama desolador del Luján Sport Club. Hasta podía llegar a provocar vergüenza el hecho de que un prócer de la cultura argentina, Leonardo Favio, hubiese vivido su infancia a metros de ese estadio.

Con Andrea Landi le hicieron un tremendo regalo al Luján Sport Club y a todo el fútbol mendocino. Ni la pandemia pudo con el ímpetu de esta musa, que, apoyada en su profesión de contadora, no paró hasta reactivar por completo esas instalaciones que habían restado toda la firmeza a la institución y se habían convertido en un mero terreno. Líneas de crédito, subsidios y, sobre todo, mucha pero mucha polenta, sapiencia y honestidad para poner de pie al club de los amores de otro grande: Rodolfo Braceli.

Por todo este laburo, Andrea fue electa vicepresidenta segunda de la Liga Mendocina de Fútbol en 2022; primera mujer en ocupar un sillón en la mesa directiva. El 2022 también, un par de meses más tarde, traería el logro de la luminaria led para el estadio granate.

Lejos de vanagloriarse de su investidura de vicepresidenta segunda de la Liga, Landi ha metido, literalmente, las manos en el barro al encabezar la Comisión de Asesoramiento y Asistencia a los Clubes Asociados, en la cual trabaja codo a codo con Rafael Eduardo Iglesias, el histórico ex defensor de Godoy Cruz Antonio Tomba, quien hoy es presidente del Club Social y Deportivo La Gloria, institución de una de las barriadas más populosas y humildes de Godoy Cruz. Junto a ellos David Berbel, ex presidente del Club Deportivo y Social Guaymallén.

La vocación de Andrea no proviene de haber vestido los colores del Luján Sport Club. Sino de la nostalgia por los tiempos en que los abuelos compartían platea o popular con sus nietos y con ello un sin fin de anécdotas.

Esto es lo que la ha llevado a esta contadora, junto al inconmensurable apoyo del “Rafa” Iglesias y Berbel, a hacer un gigantesco relevamiento sobre las instituciones barriales de Mendoza, a los fines de incorporarlas al Registro Nacional de Clubes de Barrio. La consigna es clara y va en una sola dirección: apoyar sólidamente a los clubes, sobre todo los de las barriadas más vulnerables, a los fines de que puedan brindarle la contención, salud y desarrollo que las y los pibes socioeconómicamente más vulnerables precisan para no estancarse en los peligrosos letargos de la vida.

En Marzo fue el mes de la mujer y mes de reinas vendimiales en Mendoza. Pero hay una, que sin atributos como corona, capa y bastón, viene trascendiendo los años y trabajando por una sociedad mejor. Andrea Fabiana Landi. O, simplemente, Andrea I.

Federico Abbiati
Twitter: @FedericoAbbiat1

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s