Cuando el 29 de mayo haya un nuevo campeón de la Champions League, Jovan Kirovski dejará de ser el único estadounidense en haber sido campeón. ¿Quién fue este yanqui pionero? Escribe Santiago Núñez.

El 16 de Octubre de 1996 un técnico alemán utilizó unos minutos para, en pleno suelo español, cambiar para siempre la historia del fútbol estadounidense. Por supuesto que no lo sabía y posiblemente hasta el día de hoy no imagine para sí semejante rótulo. Pero ese día Ottmar Hitzfeld, en un partido entre sus dirigidos del Borussia Dortmund y el Atlético de Madrid, en el viejo Vicente Calderón, hizo un cambio que quedaría grabado hasta hoy. Pero ya no mucho más de hoy.

El que ingresó ese día a diecinueve minutos del final fue Jovan Kirovski. Nacido California y con familia de origen macedonio, fue el primer jugador de su país en hacer muchas cosas en el mundo del fútbol. Primero, en firmar en Manchester United, conjunto al que llegó en 1992 para jugar en el equipo de reserva. Ya para 1993 alternaba su presencia en el once titular, jugando la Premier. Pero muy bien no le fue: pasó como jugador libre al Borussia Dortmund a mediados de 1996. Y precisamente allí la historia le depositó un lugar tan eficaz como extraño.

Un joven Kirovski con la camiseta alternativa del Manchester United.

Jovan entró en el segundo tiempo de dos partidos de la primera ronda de la Champions League (ambos contra el Atlético Madrid, diecinueve y ocho minutos respectivamente). Ese Borussia sería el gran campeón de la Champions de la final con la Juventus de Marcello Lippi con jugadores de la talla de Jorg Heinrich o Karl-Heinz Riedle. Y entonces eso convirtió a Kirovski en el primer (y hasta ahora el único) jugador estadounidense en ganar la Champions League.

Fue “the first” en ganar el certamen no solamente en USA sino en todos los países de la CONCACAF, antes que Dwight Yorke, oriundo de Trinidad y Tobago (que luego la ganó en 1999 con Manchester United), que los mexicanos Rafael Márquez (que participó del Barcelona campeón en 2006 y 2009) y Giovanni Dos Santos (que hizo lo propio en 2011 también con el equipo culé), que el hondureño David Suazo (que levantó la “Orejona” en 2010, con Inter), que el costarricense Keylor Navas (que ganó la Champions en 2016, 2017 y 2018 con el Real Madrid) y que el canadiense Alphonso Davies (que en 2020 obtuvo el certamen con el Bayern). Jovan disputó solamente 27 minutos en el certamen.

Burussia Dortmund campeón de la Champions League.

No conforme con su récord, el destino le tenía guardado más “pole position” yankees. Kirovski entró en el minuto 79 de la Copa Intercontinental contra el Cruzeiro de Dida y Bebeto (ganó el Borussia 2 a 0) y entonces se transformó en el primer estadounidense en ser campeón del  mundo de clubes. La temporada siguiente jugó otra Champions y en el partido que los alemanes jugaron de visitante contra el Sparta Praga hizo un gol, y entonces se convirtió en el primer estadounidense en marcar un tanto en el torneo continental más importante de Europa.

Mientras tenía “primeras veces” importantes, Kirovski hizo de las suyas en la selección nacional. Salió a la cancha en el once inicial del partido por el tercer puesto de la Copa América 1995, en el que Colombia venció a EEUU por 4 a 1. También jugó contra Argentina en el encuentro inicial de los Juegos Olímpicos del ‘96 y el resto de los partidos del grupo A.

Su vida futbolística terminó, no obstante, lejos de las luces y los primeros planos de los récords. Del Borussia pasó a jugar a la segunda categoría del fútbol alemán para luego pasar al Crystal Palace y al Birmingham en el fútbol inglés. Terminó su carrera en la MLS en Los Ángeles Galaxy, lugar en el que hoy sigue trabajando como parte del cuerpo técnico.

Kirovsi en la MLS.

El miércoles pasado, el relator Miguel Simón recordó a Kirovski. Es que el próximo 29 de Mayo, día en el que se jugará la final de la Champions League entre el Manchester City y el Chelsea, se le acabará el rótulo de único campeón yanqui de la Orejona a Jovan.

Si ganan los de Guardiola, Zack Steffen se convertirá en el segundo estadounidense campeón de la Champions. Si triunfan los de Tuchel, el delantero Christian Pulisic ostentará tal logro.

Kirovsky dejará de ser el único. Pero será, para siempre, el primero.

Santiago Núñez

Twitter: @SantiNunez

Lástima a nadie necesita tu ayuda para seguir existiendo, suscribite por $200.

También te podés anotar a Pase al pie, nuestro Newsletter semanal, acá:

¡Suscripción recibida!

Por favor, revisa tu correo electrónico para confirmar la suscripción a tu boletín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s