Impuesto a las ganancias

El partido de River frente a Racing era de vital importancia por diversos factores. Sumar una nueva victoria de local luego de tres derrotas seguidas, la clasificación a la Libertadores, y demostrar el dominio que el equipo de Gallardo tiene en los encuentros de mayor envergadura. Y estuvo a la altura, se quedó con los tres puntos, fue superior al rival, pero dejaron la cancha … Continúa leyendo Impuesto a las ganancias

Los primeros minutos de la eternidad

Si a las 17:51 del domingo un alma iracunda y poco amistosa hubiera preguntado si queríamos que la vida terminara o al menos se postergase allí, alguna de las personas que estaba con un nudo enorme en la garganta en suelo madrileño, o alguna de las más de 66.000 almas que fueron dos veces a Núñez soñando con ver una final de cerca pero que en ese instante estaban a más de 12.000 km de lo que sucedía, o alguno de los 17 millones de hinchas de River que hay en el país, habría dicho que sí. Sería imposible dilucidar si muchas, pocas o algunas, pero seguro que alguien en alguna de esas situaciones de impotencia ante cada ataque que no era ataque, habría afirmado frente a dicho interrogante. Continúa leyendo “Los primeros minutos de la eternidad”

Parece de ficción

La Literatura, entendida como arte de expresión o la composición de obras escritas, tiene siempre una base real. Incorpora, en su mecánica y funcionamiento, elementos (indudablemente subjetivos) de eso que llamamos “vida cotidiana” para transformarlos en algo más (intentar ir más a fondo de ese “algo más” pondría a quien escribe en un lugar incómodo del que es muy difícil salir, por lo que los … Continúa leyendo Parece de ficción

Jugar solo cuesta vida

Dos tipos que hasta hace poco eran enemigos, aunque a decir verdad lo seguirán siendo unas semanas más, se juntan para dar una conferencia de prensa. Están a la víspera de un evento que los va a marcar como profesionales por toda su carrera. Llegan, se saludan como dos viejos conocidos que se respetan y se sientan. Los flashes se disparan uno tras otro. La sala está en completo silencio, ya avisaron que no van a aceptar preguntas solo van a comunicar una decisión conjunta. Los tipos son Marcelo Gallardo y Guillermo Barros Schelotto y están a punto de anunciar, que luego de las finales, salgan como salgan, van a renunciar. Continúa leyendo “Jugar solo cuesta vida”