Gimnasia modelo 96: el Beto Márcico, los mellizos Barros Schelotto y el viejo Griguol

Esos equipos que no pudieron dar la puntada final, que fueron vencidos por otros mejores o que, simplemente, llegaron hasta ahí: Esos son los segundos. Queremos valorar el camino, lo que lograron. Sin ponderarlos pero tampoco defenestrándolos por el simple hecho de ser segundos. Hoy repasamos el camino de Gimnasia La Plata en el Clausura 1996. Escribe Federico Cavalli.

Continúa leyendo “Gimnasia modelo 96: el Beto Márcico, los mellizos Barros Schelotto y el viejo Griguol”

No es posible un mundo mejor con árbitros bomberos

A partir de las últimas actuaciones de Andrés Merlos, recordamos el partido que dirigió en 2014 entre Lanús y Arsenal. El día de los nueve minutos de adición. Hay árbitros malos y otros que no se entiende como pueden seguir dirigiendo. Escribe Juan Stanisci sobre aquella noche escandalosa que por poco no termina en linchamiento.  Continúa leyendo “No es posible un mundo mejor con árbitros bomberos”

Parece de ficción

La Literatura, entendida como arte de expresión o la composición de obras escritas, tiene siempre una base real. Incorpora, en su mecánica y funcionamiento, elementos (indudablemente subjetivos) de eso que llamamos “vida cotidiana” para transformarlos en algo más (intentar ir más a fondo de ese “algo más” pondría a quien escribe en un lugar incómodo del que es muy difícil salir, por lo que los … Continúa leyendo Parece de ficción

Jugar solo cuesta vida

Dos tipos que hasta hace poco eran enemigos, aunque a decir verdad lo seguirán siendo unas semanas más, se juntan para dar una conferencia de prensa. Están a la víspera de un evento que los va a marcar como profesionales por toda su carrera. Llegan, se saludan como dos viejos conocidos que se respetan y se sientan. Los flashes se disparan uno tras otro. La sala está en completo silencio, ya avisaron que no van a aceptar preguntas solo van a comunicar una decisión conjunta. Los tipos son Marcelo Gallardo y Guillermo Barros Schelotto y están a punto de anunciar, que luego de las finales, salgan como salgan, van a renunciar. Continúa leyendo “Jugar solo cuesta vida”